Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta contra una "barbaridad"

La violación de una menor ha levantado la indignación ciudadana en una edición de la Aste Nagusia marcada este año por una especial sensibilidad hacia las agresiones sexistas. Apenas unas horas antes del suceso, la Plaza Nueva acogía un concierto de Cristina del Valle contra la violencia hacia las mujeres, como colofón a una jornada marcada por los actos por la igualdad y el reconocimiento a las mujer. El día anterior, las comparsas realizaron una cacerolada para exigir el cese de los ataques a mujeres, tras la detención el domingo de un hombre que atacó con una botella a una joven que le increpó por "manosear" a otra mujer.

El asesinato de Nagore Laffage en sanfermines, los dos casos de agresiones en Guipúzcoa conocidos a comienzos de mes y los tres asesinatos de mujeres (una de ellas alavesa) en sólo 24 horas la semana pasada han convertido la prevención de ataques sexistas en una prioridad para la organización de la Aste Nagusia. Las comparsas y el Ayuntamiento han difundido carteles de sensibilización, tarjetas con teléfonos de atención a maltratadas y protocolos ante agresiones.

La concejal de Igualdad de Bilbao, Nekane Alonso, condenó "sin paliativos" la violación y anunció que se sumará a la concentración convocada esta tarde (17.30) por Bilboko Konpartsak frente al Arriaga. También acudirá la edil de EB Julia Madrazo, quien calificó la agresión de "barbaridad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de agosto de 2008