Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marlaska prohíbe el homenaje a 40 presos de ETA en Bilbao

Un grupo de radicales incendió un cajero automático tras conocer el veto

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska prohibió a última hora de la tarde el homenaje de la izquierda abertzale a 40 presos de ETA que se iba a celebrar a las 20.30 en la plaza de Unamuno, en el Casco Viejo de Bilbao. La prohibición, minutos antes del comienzo del acto, provocó algunos gritos de los congregados, que se disolvieron. El único incidente registrado fue la quema de un cajero del Banco Popular en la calle Sombrerería.

La prohibición fue instada por la asociación Dignidad y Justicia, que presentó una denuncia en la mañana de ayer en la Audiencia Nacional. Poco antes del comienzo del acto, llegó la prohibición de Grande-Marlaska, justificada en que la convocatoria por parte de Etxerat, asociación para la defensa de los derechos de los presos de ETA, tenía el "fin ilícito" de "ensalzar" a los presos de la banda terrorista y "amparar" sus delitos.

A mediodía de ayer, la tradicional marcha por la independencia de Euskadi, ésta sí autorizada por Grande-Marlaska, a duras penas logró reunir ayer a más de 1.000 personas de la izquierda abertzale. La del año pasado también registró una afluencia parecida, una de las más escasas de sus convocatorias anuales de verano. La manifestación discurrió sin incidentes, se ajustó al mandato del juez Grande-Marlaska y contó con la presencia de furgonetas antidisturbios y de un helicóptero de la Ertzaintza.

Los participantes en la marcha, que discurrió por el centro de la capital vizcaína, corearon constantes gritos en favor de la independencia, la ikurriña (la bandera vasca) y el acercamiento de los presos etarras a cárceles vascas. Antes de comenzar, la Ertzaintza advirtió a los convocantes de que en la alocución final no podía intervenir nadie relacionado con ANV o con cualquier otra organización ilegalizada. Los organizadores se ajustaron al guión, identificando antes a la persona que iba a intervenir: Iker Iriguen, portavoz del colectivo vecinal de Bilbao y miembro de las comparsas festivas.

La marcha inició su recorrido encabezada por una gran ikurriña. En mitad del trayecto se detuvo para que el histórico dirigente de Herri Batasuna Tasio Erkizia se dirigiera a los periodistas y anunciara que la izquierda abertzale seguirá adelante con su propuesta para la autodeterminación de Euskadi. Por su parte, Uriguen cargó contra el PNV, al que acusó de rebajar la consulta de autodeterminación y de plegarse al Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de agosto de 2008