Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Valencia se prepara para la Fórmula 1

El circuito se pone guapo

Aspar reconoce haber sufrido mucho tras ocho meses de trabajo contrarreloj

El secretario autonómico de Infraestructuras, Victoriano Sánchez-Barcaiztegui, aseguró ayer que las obras del circuito urbano de Valencia están "listas y finalizadas a falta de 48 horas para que los monoplaza empiecen a rodar". "Se han cumplido los plazos previstos", afirmó. Y tanto él como el resto de responsables, entre los que se encuentra el vicepresidente de Valmor, Jorge Martínez Aspar, respiraron tranquilos. Han tenido un problema, un enemigo principal. El tiempo.

Hace poco más de un año que se confirmó a Valencia ciudad como sede del GP de Europa. Aunque las obras no arrancaron hasta el octubre pasado. Se ha contado apenas con ocho meses para urbanizar el PAI del Grau y adecuar la zona de la marina, así como para adaptar los tinglados 4 y 5 -obra realizada en solo tres meses- y sacar de todo ello un trazado listo para albergar una apasionante prueba de Fórmula 1.

MÁS INFORMACIÓN

Aspar reconoció haber "sufrido mucho, sobre todo en los últimos meses, para que todo salga bien". Hasta el viernes a las 8.45, cuando los primeros monoplaza salgan a la pista, "tendremos los pelos de punta". Sánchez-Barcaiztegui, por su parte, insistió en que las obras ejecutadas para el circuito tienen "coste cero" para la Administración autonómica valenciana puesto que, explicó, "el dinero adelantado [63,5 millones de euros] se va a recuperar". Se recuperará a través de convenios con el Ayuntamiento por la urbanización del PAI del Grau, así como con las concesiones en la marina.

Ayer, finalizado el grueso de las obras, carpinteros, pintores y albañiles daban los últimos retoques al circuito, que aspira a una brillante presentación en sociedad. Entre tanto, el ajetreo ocupaba la pista, el pit lane, los boxes o el paddock, pues los equipos ya habían aterrizado en el circuito valenciano.

También lo hicieron a lo largo del día de ayer la mayoría de los pilotos -Nelson Piquet, compañero de Fernando Alonso en Renault, había llegado ya el martes-. Hoy será el primer día en que puedan pisar el asfalto por el que rodarán el domingo en busca de un buen resultado para el mundial de F-1. Tras conocer el trazado mediante simuladores o juegos, podrán reconocerlo en persona este jueves, aunque, eso sí, a pie o subidos a una motocicleta. Los monoplaza no rugirán hasta el viernes.

No obstante, el acceso al circuito está ya restringido. Las principales calles en torno al mismo están cerradas al tráfico, así como el puente giratorio de la marina, de modo que todos los yates desde donde verán las carreras los espectadores más privilegiados están ya amarrados en su interior y no podrán salir hasta el domingo a las 18.00 aproximadamente. Los accesos al puerto se abrirán esa misma noche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de agosto de 2008