Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis económica

El PP tacha las medidas de "refrito desafortunado"

Los sindicatos rechazan la supresión del impuesto sobre el patrimonio

"Refrito de medidas conocidas y desafortunadas". Son las palabras del responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, para referirse a las 24 acciones del Gobierno contra la crisis. "Es una situación preocupante; se le puede hacer frente, pero no con medidas que se han mostrado ineficaces".

Con un gráfico en la mano que mostraba una línea azul descendente que simbolizaba la evolución del PIB y otra roja ascendente que era el IPC, Montoro acusó a Zapatero de dar una imagen "patética". "Ha mentido hace un rato [la rueda de prensa del PP fue posterior a la del presidente]: España no resiste mejor que el resto de Europa a la crisis, es más vulnerable. Y eso que en este gráfico no se refleja el peor dato: el del paro".

Atajar el desempleo es "la mejor medida social", en opinión de Ana Mato, vicesecretaria general del PP, quien acusó a Zapatero de estar de vacaciones mientras 1.100 personas cada día pierden su puesto de trabajo.

Los populares ofrecieron al Gobierno sus propuestas si éste "no quiere tomarse la molestia de trabajar". Un plan de apoyo a las familias y otro a las pymes son algunas. Pero la fundamental es la moderación en el crecimiento del gasto público, "lo que hizo el PP para salir de una crisis con características muy parecidas a ésta", dijo Montoro, quien no confía en la capacidad del ministro de Economía y Hacienda [Pedro Solbes] para repetirlo: "Solbes no ha hecho en su vida un presupuesto austero, no sabe lo que es eso".

Los sindicatos ofrecieron reacciones variadas a las soluciones del Gobierno. UGT valoró positivamente el "compromiso estratégico" del Ejecutivo para modernizar la economía, pero mostró su descontento con la eliminación del impuesto sobre el patrimonio. Cándido Méndez, secretario general, alabó la decisión de liberalizar algunas actividades del sector servicios, pero argumentó que la supresión del impuesto supondrá menos ingresos para el Estado.

El sindicato CC OO, por su parte, criticó el paquete de "soluciones mágicas". En un comunicado, CC OO asegura que la supresión favorece a una "minoría" y perjudica a la mayor parte de la sociedad, al tratarse de un tributo que recae sobre las rentas más elevadas.

En la misma línea, el coordinador de IU en Asturias, Jesús Iglesias, criticó la retirada del impuesto sobre el patrimonio y acusó al presidente del Gobierno de "proteger a los que más tienen" y de aplicar un programa económico que beneficia "a la derecha".

Para las organizaciones empresariales, las 24 soluciones de Zapatero son insuficientes, aunque suponen un buen primer paso. El presidente de Cepyme, Jesús Barcena, señalo que faltan medidas "más ambiciosas para liberalizar la economía" y una apuesta clara por la "energía nuclear".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de agosto de 2008