Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plan de alerta en Mugardos

Consejos de la Xunta a los vecinos ante un caso de emergencia

Cinta aislante para sellar puertas y ventanas, persianas cerradas a cal y canto, alejarse de interruptores y enchufes, prescindir del coche y los electrodomésticos y permanecer en el interior de las viviendas o colegios. Son algunas de las recomendaciones de seguridad que la Dirección Xeral de Interior e Protección Civil de la Xunta, adscrita a la Consellería de Presidencia, está haciendo llegar estos días a los vecinos del municipio coruñés de Mugardos.

Forman parte de una campaña informativa obligatoria, encaminada a minimizar el impacto de un hipotético accidente en la planta de gas de Reganosa, que comenzó a operar en mayo del 2007.

En caso de siniestro se recomienda sellar las puertas y alejarse de los enchufes

Disponer de una radio y una linterna con pilas de repuesto a mano y de un botiquín y, por supuesto, no hacer fuego, entre otras advertencias y recomendaciones habituales en caso de catástrofe, completan el protocolo de actuación. Los responsables de la Xunta quieren trasladarlas a los 5.600 vecinos de esta localidad, al sur de la ría de Ferrol, donde se ubica la primera regasificadora gallega, participada por el Ejecutivo autonómico con un 10% del accionariado junto a Unión Fenosa y Endesa (21%), Grupo Tojeiro (18%), Sonatrach y Caixa Galicia (10%), Caixanova y Banco Pastor (5%).

La acción informativa del Plan de Emergencia Exterior (PEE), presentado en junio y diseñado por la Xunta para el polígono industrial de Punta Promontorio, donde se localizan Reganosa y el complejo petroquímico Forestal del Atlántico -propiedad del empresario Roberto Tojeiro-, se traduce en varias charlas en distintas entidades vecinales, agrupaciones deportivas y centros educativos públicos y concertados. Allí repiten idénticas instrucciones de seguridad, que han enervado a un grupo de vecinos muy críticos con la localización de Reganosa en la ría ferrolana.

"Mugardos nunca fue el sitio adecuado, y ahora vienen con pantomimas", se lamenta Luz Marina Torrente, presidenta de los vecinos de la parroquia de Mehá. Esta entidad vecinal, que agrupa a los mugardeses que viven "a 200 metros" de la terminal, rechazó en asamblea recibir a los responsables de Protección Civil y Reganosa que aspiraban a exponerles el Plan de Emergencia. "Tendrían que haber venido a explicarlo antes de construir la planta, ya no queremos que vengan a tomarnos el pelo", argumenta Torrente. "Es un lavado de imagen que no sirve para nada", concluye.

Los vecinos de Mehá, integrados en el Comité Cidadán de Emerxencia, se opusieron a la construcción de la planta y el pasado verano protagonizaron un largo encierro en el consistorio mugardés para exigir a las autoridades información sobre como proceder en caso de emergencia. La Consellería de Presidencia anunció el pasado mes de junio, durante la presentación del Plan de Emergencia Exterior en A Coruña, que pondría en marcha una intensa campaña informativa que incluiría la realización de simulacros de evacuación.

Según la presidenta de los vecinos de Mehá, los responsables de Protección Civil de la Xunta recorrieron varias casas "puerta a puerta", pero también optaron por depositar las instrucciones en el buzón de algún vecino de la localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de agosto de 2008