Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
cine

Houellebecq y Baricco llevan su cine a Locarno

Un adicto al sexo que fornica en una capilla con la psiquiatra que atiende a su madre, y cuyo mejor amigo es un masturbador compulsivo, son algunos de los personajes que el novelista Chuck Palahniuk presenta en Choke. El autor de El club de la lucha acudió a Locarno (Suiza) para defender esta curiosa propuesta cinematográfica dirigida por Clark Gregg y protagonizada por Anjelica Huston.

La cinta narra las peripecias de Victor Mancini, interpretado por Sam Rockwell, en una humorística sucesión de situaciones descabelladas. Fue el estreno internacional de Choke tras su proyección en el Festival de Sundance. Una película que seguramente encontrará clientes entre la modernidad alternativa, pero que difícilmente pasará a la historia del séptimo arte.

Pero no sólo de Palahniuk vive Locarno. En esta 61 edición del festival, otro de los invitados de lujo es el francés Michel Houellebecq. El autor de Las partículas elementales presentó en Locarno su opera prima como realizador, una adaptación a la gran pantalla de su novela La posibilidad de una isla. Filmada casi íntegramente en los paisajes lunares de Lanzarote, la película cuenta con diálogos y un cameo histriónico del escritor Fernando Arrabal.

Visión oscura

La posibilidad de una isla narra la historia de una secta de creyentes en la vida eterna y los extraterrestres. Contada en forma de flashback por el "profeta" del movimiento siglos después de la destrucción del mundo y el advenimiento de una raza de neohumanos, Houellebecq insiste con esta primera película en su oscura visión del mundo. Con más entusiasmo que resultados, a juzgar por la opinión de la crítica.

En un extenso documental previo a la proyección de la película, con música de Iggy Pop, el mismo Houellebecq se define como "un ser humano sólo a tiempo parcial". Igualmente, se declara aficionado a robots y mutantes con quienes se siente "muy a gusto". De esa fascinación es posible que provenga una cierta estética de filme de ciencia ficción de serie B de los años setenta.

El último de los celebrados escritores esperado en Locarno es el italiano Alessandro Baricco, autor de Seda o Novecento. El italiano presentará en primicia mundial Lezione 21 , protagonizada por el inglés John Hurt y la española Leonor Watling.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de agosto de 2008