Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el terrorismo

Cuatro pisos del 'comando Vizcaya' en Ezcaray

El comando Vizcaya liderado hasta su detención, hace dos semanas, por el liberado (a sueldo) etarra Arkaitz Goikoetxea Basabe, tuvo su retaguardia en Ezcaray, municipio riojano frecuentado por ciudadanos vascos y por varios políticos amenazados por ETA. Los etarras se escondieron y prepararon en cuatro pisos de Ezcaray parte de los atentados del grupo terrorista en este pueblo de veraneo, recuentado también por aficionados al esquí.

Efectivos de la Guardia Civil localizaron el domingo un nuevo piso en el citado municipio riojano, el cuarto hallado desde que el instituto armado inició el pasado 22 de marzo la operación policial para desarticular el complejo Vizcaya. La vivienda, como otra localizada recientemente en el mismo pueblo, de unos 2.000 habitantes, fue alquilada por la supuesta etarra del grupo Olga Comes Arambillet, arrestada en Francia tras la desarticulación del comando Vizcaya, el pasado 25 de julio, junto al supuesto miembro del aparato militar de ETA Asier Eceiza, ambos en prisión por pertenencia a organización terrorista.

Los investigadores policiales atribuyen a Comes labores de recogida de datos para la realización de atentados y la de proveer de diversa infraestructura a los liberados del grupo, Jurdan Martitegi, en paradero desconocido, y Arkaitz Goikoetxea. El último piso localizado por la Guardia Civil ha sido convenientemente registrado por los agentes y sus vecinos fueron preguntados sobre sus supuestos moradores para ver si podían confirmar quiénes habían utilizado la vivienda, alquilada por Comes para los meses de enero a mayo.

Toma fuerza entre los investigadores que, finalmente, el principal taller utilizado por los terroristas para la preparación de los coches bomba que posteriormente colocaban los liberados apoyados por miembros legales (no fichados) de ETA estaba realmente en Ezcaray. Los legales trasladaron tres furgonetas cargadas de explosivos desde Francia a Ezcaray. Por ejemplo, el coche bomba colocado junto a la casa cuartel de Calahorra (La Rioja) el 21 de marzo pasado o la furgoneta contra el cuartel de Legutiano (Álava), que mató al guardia Juan Manuel Piñuel, el 14 de mayo. Uno de los datos que refuerza esa línea de investigación es que dos de los tres zulos hallados en esta operación estaban en Pazuengos y Valgañón, dos pueblos cercanos a Ezcaray.

A estos cuatro pisos de Ezcaray hay que sumar el inmueble alquilado por Comes en Logroño, en el que los liberados soslayaron la presión policial tras ser identificados por la Ertzaintza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008