Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas arrebatan al PP la alcaldía de Simat de la Valldigna

El PSPV y el Bloc se repartirán el cargo de regidor durante el mandato

El socialista Eladi Mainar ocupa desde ayer la alcaldía de Simat de la Valldigna, al prosperar la moción de censura del PSPV, el Bloc Nacionalista Valencià y Esquerra Republicana del País Valencià para desbancar del cargo a Sebastián Mahiques, del PP. El tripartido suma seis (3 del PSPV, 2 del Bloc y 1 de ERPV) de los 11 concejales de la Corporación.

El nuevo alcalde tuvo que ser escoltado a la salida del Ayuntamiento

El tripartito reprochó a Mahiques la "falta de participación ciudadana"

El PP ha gobernado en minoría en el último año con cuatro concejales gracias a la falta de acuerdo entre las formaciones de izquierda tras las elecciones municipales. La quinta formación con representación es Esquerra Unida-Arc Iris (un concejal), que no ha entrado en un pacto al que asegura "no ha sido invitada". EU-Arc Iris se abstuvo en la votación de la moción y su portavoz, Víctor Mansanet, dijo del nuevo tripartito de gobierno que "no tiene liderazgo ni programa de inversiones".

El acuerdo de gobierno prevé el reparto de la alcaldía entre el socialista Mainar y la portavoz del Bloc, Agustina Brines. Mainar estará hasta abril de 2010 al frente del Ayuntamiento y el resto del mandato será alcaldesa Brines.

El debate de la moción de censura contra el alcalde popular Sebastián Mahiques coincidió con el inicio de las fiestas locales de Simat. Esta circunstancia hizo que se congregaran numerosos vecinos a las puertas del edificio consistorial. La hora de la convocatoria del pleno, las 12 del mediodía, y el sofocante calor no disuadieron a las más de 200 personas, la mayoría seguidoras del alcalde saliente, que aguantaron la hora y media de sesión. Agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil controlaron el acceso al salón de plenos, que se restringió a un centenar de personas y medios de comunicación. Entre los asistentes se encontraban el secretario de Organización de la Comisión Gestora del PSPV-PSOE, Alfred Boix, así como dirigentes del PP, Bloc y ERPV. El nuevo alcalde socialista tuvo que ser escoltado a la salida del Ayuntamiento, y fue increpado con gritos de "fuera", "cobarde" y "traidor".

Durante el debate de la moción los miembros del tripartito coincidieron en reprochar al popular Sebastián Mahiques que su gestión se ha caracterizado por la "falta de participación ciudadana". Salieron a colación temas como el retraso en la aprobación de los presupuestos, del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y de la Agenda XXI. Sólo hubo una alusión de pasada al programa de actuación integrada de La Valldigna, que contempla la construcción de cerca de 1.500 viviendas y un campo de golf, aprobado en la anterior legislatura por el PSPV y el PP y actualmente paralizado. El socialista Eladi Mainar, tras tomar posesión de la alcaldía, manifestó que este plan urbanístico "no ha sido uno de los temas fundamentales" del pacto tripartito, y que se discutirá tras el debate del nuevo PGOU. Los proyectos prioritarios para el nuevo gobierno son la construcción del nuevo polígono industrial y el acondicionamiento del municipio.

El alcalde saliente, Sebastián Mahiques, defendió su gestión, recriminó a los miembros de la oposición el "no haber manifestado voluntad para llegar a los acuerdos" que ahora se le reprochan, y calificó la moción de censura que le ha desbancado del cargo de totalmente "injustificada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008