Sin dormir para ver a Madonna

Casi 500 personas hacen cola para ir al concierto de la cantante en Sevilla

Podría ser su madre, pero eso le da igual. Ha venido por ella y no se irá hasta conseguir una entrada. "Madonna es la más grande, no hay otra igual", afirmaba ayer José Luis De las Heras, sevillano de 20 años. Él era el primero de la cola que se formó ayer ante las puertas de la FNAC de Sevilla.

La razón, comprar una entrada para el concierto que Madonna ofrecerá en la capital andaluza el próximo 16 de septiembre. Antes de que el centro abriera las puertas, casi 500 personas esperaban en la calle. Por la tarde ya se habían vendido más de 22.000 entradas en toda España, 3.000 de ellas en Sevilla.

Con una esterilla y comida rápida. Así había pasado la noche José Luis. Un total de 14 horas de espera, desde las ocho de la tarde del pasado miércoles. "Cuando llegué no había nadie.Esto es histórico, no sé si volveré a verla en una gira". Su amiga Esther, de 18 años, le había acompañado todas las horas.

Con puntualidad británica, las puertas se abrieron a las diez de la mañana. Madonna no esperaba tras la puerta metálica, pero las casi 500 personas que hacían cola lanzaron un chillido. Esther fue la primera en comprar los tickets. Cuatro entradas a 98 euros cada una. "Es un flipe tenerlas en la mano", exclamaba sonriente, pero con ojeras tras no dormir.

Madonna, que está a punto de cumplir 50 años, empezará su nueva gira en Cardiff (Inglaterra) el próximo día 23. Su tour Sweet & Sticky tendrá dos paradas en España, la primera en Sevilla el 16 de septiembre en el Estadio Olímpico de La Cartuja, con capacidad para 60.000 personas, y dos días después en el circuito de Cheste, en Valencia. El precio de las entradas para el concierto de Sevilla oscila entre los 68 euros y los 326 de la entrada VIP. Ayer por la tarde, un portavoz de la FNAC informó que los tickets de 96 euros, que permiten presenciar el concierto en una zona de acceso restringido, y las entradas VIP se habían agotado en los 17 establecimientos FNAC de España. Se espera que hoy mismo se agoten el resto de entradas.

"Como me quede sin tickets me voy a Londres y le tiro del pelo", bromeaba en la cola Suso, un gallego de 25 años que estaba de paso en Sevilla y no se había querido perder la oportunidad de comprar una entrada para ver a su ídolo. Él y un amigo llevaban esperando desde las tres de la madrugada.

Entre la cola, compuesta en su mayoría por jóvenes veinteañeros, destacaba Consuelo, una sevillana de 60 años. Llevaba allí desde las siete, cuando vino a sustituir a una amiga que había llegado antes. Irá al concierto con seis amigas.

Madonna encendió ayer una fiebre en Sevilla que no entiende de edades.

Desde las ocho y media de la tarde de ayer hacía cola la primera persona que ha conseguido una entrada para ver a la reina del pop en Sevilla. El concierto que Madonna ofrecerá en el Estadio Olímpico de la capital hispalense el 16 de septiembre ha despertado una gran expectación.AGENCIA ATLAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de julio de 2008.