Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayudas al euskera en el comercio

Tal y como anunció a principios de mes, cuando aprobó el decreto que obliga a los grandes comercios y grandes empresas a atender a sus clientes tanto en euskera como en castellano, el Gobierno vasco ha puesto ya en marcha una línea de subvenciones para ayudar a los establecimientos afectados a adaptarse a la nueva normativa. La viceconsejería de Política Lingüística destinará a este fin 600.000 euros anuales, durante al menos cuatro ejercicios. Cada entidad podrá pedir hasta un máximo de 45.000 euros a partir del próximo 2 de septiembre. El plazo de solicitud concluirá en octubre.

El polémico decreto, contestado por el PSE-EE y el PP, afectará a unos 2.000 grandes establecimientos, que representan el 6,5% del total de firmas que operan en el País Vasco. Ahora bien, suponen un 35% de la cuota de mercado y un 45% de la superficie total de venta.

Las ayudas deberán ser utilizadas para cumplir las obligaciones que contempla la norma, como presentar los rótulos, catálogos, contratos y resguardos en euskera y castellano. Los mensajes de megafonía también deberán emitirse en ambos idiomas. Y cada establecimiento deberá tener al menos un empleado que pueda atender a los clientes que así lo deseen en euskera, por lo que las subvenciones también se podrán destinar a capacitar a los trabajadores.

El decreto, que persigue dar cobertura a los derechos lingüísticos de los consumidores y usuarios, no debe recibirse como una imposición, sino como "una oportunidad" para ampliar la cuota de mercado, destacó ayer el viceconsejero de Comercio y Consumo, Rodrigo García, junto al viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2008