Economía no prevé congelar el sueldo de los altos cargos pese a la crisis

El Banco Europeo concede una línea de crédito de 200 millones para pequeñas empresas

La crisis económica que afecta a toda Europa no tendrá reflejo por el momento en las retribuciones de los altos cargos de la Xunta. Pese a la congelación decretada por el Gobierno central para los sueldos de este personal, la Consellería de Economía insistió ayer en que no se plantea por el momento seguir el ejemplo de otras comunidades autónomas que ya han apostado por la misma medida. "Estamos negociando con las distintas consellerías diversos aspectos de los presupuestos de 2009 que estarán sometidos a las previsiones de un menor crecimiento", indicó ayer el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, en referencia a este asunto.

El conselleiro explicó que ya se han tomado medidas encaminadas a contener el gasto corriente de la Xunta como el mantenimiento de las plantillas de funcionarios públicos, salvo en los casos en los que sea estrictamente necesario aumentar el personal. Sin embargo, por el momento no hay previsión de congelar el sueldo de los altos cargos, pese a que hace algunas semanas el conselleiro anunciaba que uno de los puntos a negociar con los agentes sociales serán fórmulas para evitar una espiral de subidas salariales que provoque una pérdida de competitividad de la economía gallega. Muchos convenios recogen cláusulas de incremento salarial vinculadas a la inflación, que se ha disparado en los últimos meses en toda España.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó a las comunidades autónomas que tomasen nota e imitasen el ejemplo de austeridad del Ejecutivo central. Quien sí ha hecho caso a esta recomendación es el alcalde de Lugo, el socialista José López Orozco, quien ayer anunció que se va a congelar el sueldo de los funcionarios de alto rango del Ayuntamiento. Esta medida se suma a otras, para hacer frente a la crisis económica, como la congelación del impuesto de circulación y del IBI. Sin embargo, el gasto social del ayuntamiento no se verá afectado e incluso aumentará, informa Arcadio Silvosa.

La necesidad de congelar el sueldo de los altos cargos de la Xunta ha sido reclamada en diversas ocasiones a lo largo de las últimas semanas por el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo. El pasado domingo en Sanxenxo el presidente del PP exigió de nuevo al Ejecutivo gallego que tome esta medida y otras que ayuden a reducir el impacto de la crisis económica en Galicia, como la congelación del gasto en publicidad. Feijóo considera que Galicia está en peor situación que otras comunidades autónomas para afrontar las consecuencias de la crisis.

Por otra parte, Fernández Antonio anunció ayer en Luxemburgo que las empresas gallegas podrán beneficiarse de una línea de préstamo de 200 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que podrá gestionarse a través del Igape y de diversas entidades financieras. El conselleiro de Economía anunció este acuerdo tras reunirse con el vicepresidente del BEI, Carlos da Silva Costa.

Financiación diversa

Fernández Antonio explicó que con esta nueva línea de préstamo la Xunta consigue poner a disposición de los empresarios gallegos más de 900 millones de euros para financiar sus proyectos. "De esta forma, mejoramos las condiciones de acceso a la financiación para las empresas en un momento de restricciones", indicó el conselleiro, quien también destacó que con este acuerdo se pueden diversificar las fuentes de financiación a las que pueden acceder las empresas gallegas.

Los préstamos se conceden con un tipo de interés muy favorable que fija el BEI y, además, el Igape apoya a las empresas con una subvención a los tipos como ya realiza con los préstamos concedidos por el Instituto de Crédito Oficial.

A esta línea de préstamos acordada ayer podría sumarse en el próximo mes de septiembre otra por valor de 100 millones de euros para financiar proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, que pondría en marcha el BEI para el tejido empresarial gallego.

En lo que va de año las pymes gallegas ya han visto aprobadas operaciones por valor de 16 millones de euros, dentro de una línea de crédito del BEI que ya funciona en Galicia y que asciende a 30 millones de euros. Se encuentran en estudio operaciones que permitirían agotar el volumen total de estos préstamos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS