Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Solitario, condenado por insultar a policías

"Te voy a quitar la pistola y te voy a dar dos tiros", "ojalá te mate ETA", "asqueroso" y "madero de mierda" fueron algunos de los piropos que Jaime Giménez Arbe, El Solitario, dedicó a los policías que le llevaban de la prisión de Pamplona a la Audiencia de esa ciudad, donde fue juzgado la semana pasada por el asesinato de dos guardias civiles de Tráfico en Castejón (Navarra) en junio de 2004. Dos sentencias de María Paz Benito Osés, juez de Instrucción número 3 de Pamplona, condenan ahora al célebre atracador por sendas faltas contra el orden público a dos multas de 900 euros cada una y a 300 euros más por una falta de daños, además de a indemnizar al Estado con 868 euros por causar desperfectos en un coche patrulla.

Los hechos ocurrieron los días 17 y 19 pasados cuando El Solitario, según la juez, mantuvo una actitud de "falta de respeto" y continuas expresiones despectivas hacia los policías nacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de julio de 2008