Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

No recurra más, por favor

El presidente de la Audiencia Provincial de Madrid pide reformas que "racionalicen" el uso de la justicia

Casi 5.800 sentencias pendientes de resolución se acumulan en la Audiencia Provincial. Y los asuntos no dejan de entrar en esta institución, que juzga delitos con más de cinco años de prisión y atiende recursos. El problema, según el presidente de este tribunal, Francisco Vieira, es la falta de medios y las excesivas facilidades que se dan a los ciudadanos para que puedan recurrir las sentencias.

"La solución no pasa sólo por tener más magistrados, sino también por realizar unas reformas procesales que racionalicen el uso de la justicia", pidió ayer Vieira en la presentación de la memoria del año 2007 del organismo. Para Vieira "no tiene sentido que en lo civil se admita el recurso, independientemente de la cuantía", y también en lo penal "se fomente la interposición de recursos".

Vieira cree que en muchas ocasiones se recurre "sin contenido material", incluso con penas que son "benévolas". Ya en junio, el presidente del Tribunal de Justicia de Madrid, Javier Casas Estévez, se quejó de una "judicialización excesiva" de la vida.

La Audiencia Provincial ha recibido este año 28.726 asuntos penales, un 13,4% más que el año pasado. En los últimos cinco se ha registrado una subida del 55%. Las causas aumentan año tras año. Las secciones más colapsadas son la de menores (con 210 sentencias pendientes de ejecutar), las dos de violencia sobre la mujer (con 134) y la de vigilancia penitenciaria (con 270).

Para acabar con este bloqueo, el presidente propone además una oficina judicial, donde los secretarios puedan asumir labores de mediación, una sistematización de la gestión y la creación de nueve secciones que se sumen a las 13 existentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 2008