Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cambio de compañía telefónica sólo durará dos días

El Gobierno exigirá a los proveedores de servicios de telecomunicaciones, tanto fijos como móviles, liquidar el proceso de portabilidad en un máximo dos días, frente a los cinco días que se permitían en telefonía móvil hasta ahora. Así consta en el borrador de la Carta de Derechos del Usuarios de Telecomunicaciones, en el que se recoge, además, que las compañías no podrán imponer la domiciliación bancaria como forma de pago.

El proceso de portabilidad consiste en el cambio de operador manteniendo la misma numeración y, hasta el momento, no existía un plazo mínimo para las comunicaciones fijas. De esta forma, en el momento en que el operador detecte que el usuario se ha dado de alta con otro, tendrá que dejar de facturarle.

Además, Industria modificará la regulación actual de los procesos de portabilidad, de manera que se permitirá gestionar el cambio de operador mediante procedimientos que no precisen el consentimiento escrito por parte del usuario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 2008