Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez estudiará embargar los bienes de los administradores de Martinsa

La decisión dependerá de una tasación de los activos con criterios de prudencia

El proceso concursal en el que está inmersa Martinsa-Fadesa dará un giro si la inmobiliaria no logra responder con sus activos a sus acreedores. Así lo entiende el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, Pablo González Carreró-Fojón, que, como siguiente paso a la inminente admisión a trámite de la suspensión de pagos procederá a estudiar la conveniencia de decretar embargos preventivos contra los administradores de la compañía para garantizar el cobro de la deuda por parte de los acreedores.

Fuentes del mencionado juzgado señalan que en procesos concursales voluntarios no se suelen adoptar este tipo de medidas, los embargos, contra los miembros del consejo de administración, pero aclaran que pueden decretarse si resulta "fundada la posibilidad de que el concurso se califique como culpable y de que la masa activa sea insuficiente para satisfacer todas las deudas". Añaden que será decisiva la tasación de los activos de la compañía que realicen los peritos judiciales nombrados por encargo de los administradores concursales. Al mismo tiempo, señalan que esa tasación "será siempre a la baja, aplicando el criterio de prudencia", teniendo además en cuenta la depreciación actual en el valor del suelo, que viene a ser el principal activo de Martinsa-Fadesa.

Fue precisamente una tasación de los inmuebles la que permitió a la compañía librarse de entrar en pérdidas en 2007, informa Miguel Jiménez. Fuentes conocedoras de la tasación realizada por Tasamadrid indican que ésta tenía mucha letra pequeña, es decir, que establecía toda una serie de condiciones para que mantuviera su validez, entre ellas que se cumpliesen las hipótesis de recalificación de terrenos de Martinsa-Fadesa.

La empresa usó ese informe, que Tasamadrid advirtió que era provisional y condicionado, para revalorizar contablemente en 4.617 millones los activos comprados a Fadesa. El auditor dio por buena la operación al incluirse una breve alusión a esas advertencias del tasador en la memoria de la compañía.

Otro de los aspectos que el juez va a estudiar con detenimiento es el del papel de las seis filiales que acompañan a Martinsa-Fadesa en el proceso concursal, "ya que son garantes del préstamo de la oferta de compra que realizó Martinsa sobre Fadesa". También las sociedades patrimoniales (Femaral, Almarfe y FT Castellana) con las que Fernando Martín controla el 44,46% de Martinsa-Fadesa han instado concurso de acreedores.

Mientras, la compañía aseguró ayer que está contactando con todos sus clientes para tratar sobre las viviendas pendientes de entrega. Martinsa-Fadesa asegura que continúa "desarrollando su actividad con normalidad" y que "posibilitará, bajo la supervisión de la administración concursal, las fórmulas más adecuadas para acabar las promociones y obras en curso y entregar todas las viviendas comprometidas". Sin embargo, una alusión a su voluntad de tratar "las posibles fórmulas de solución en cada una de las promociones" parece dejar la puerta abierta a otras alternativas a la entrega de las viviendas.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, dijo ayer que el Gobierno va a "echar una mano" a las familias afectadas, a las que "habrá que garantizar" que dispondrán de su vivienda, sin entrar en más detalles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de julio de 2008