Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Retransmisiones deportivas

Los canales públicos se alían para comprar la 'Champions'

En una operación concertada, TVE y las televisiones autonómicas se han hecho con los derechos audiovisuales de la Liga de Campeones. El pacto, anunciado ayer, alcanza dos partidos por jornada durante tres temporadas (2009-2010, 2010-2011 y 2011-2012). Para el próximo curso, los derechos en abierto están en manos de Antena 3 (un partido por jornada), mientras que el pago lo explotará Sogecable, compañía propietaria de Cuatro y Digital +.

Las autonómicas y TVE compran dos partidos por jornada

Para pujar en el concurso convocado por la UEFA, las cadenas públicas han puesto sobre la mesa una cifra muy superior a la que ofrecían los operadores privados. Aunque ni TVE ni la Forta (entidad que agrupa a las autonómicas) han revelado la cuantía, fuentes conocedoras de la negociación aseguran que TVE habría pagado unos 30 millones de euros por temporada y la Forta alrededor de 35, una puja que rebasa con creces el precio pagado hasta ahora por la Liga de Campeones. La Forta está integrada por 12 corporaciones públicas regionales, que se financian, principalmente, a través de los respectivos gobiernos.

En la subasta, los entes públicos se han adjudicado los derechos de dos partidos por jornada. De esta manera, TVE podrá elegir el encuentro que se dispute los martes y la Forta hará lo propio con el de los miércoles. En total retransmitirán 16 partidos, además de la final, que será difundida de forma simultánea por la estatal y las autonómicas. Además, contarán con los resúmenes de la competición.

Poco después de conocer este acuerdo, las televisiones privadas que forman parte de Uteca (Tele 5, Antena 3, Cuatro, La Sexta, Veo TV y Net TV) rechazaron el pacto y calificaron de "sorprendente" que las públicas acudan al mercado de derechos de contenidos "compitiendo deslealmente". Al tiempo, denunciaron su "ilimitada capacidad para ofrecer, con dinero público, cifras astronómicas que no pueden igualar" las privadas.

Tras expresar su oposición a la unión de todos los canales públicos para lanzar una oferta concertada, agregaron: "Por este camino, y si los poderes públicos no lo evitan, las televisiones públicas españolas echarán del mercado a las privadas empleando para ello el dinero de todos los contribuyentes, incluidos los de las empresas privadas".

En respuesta, RTVE aseguró que la compra de la Champions es "una operación calculada, rentable y que no le va a costar ni un euro más a los ciudadanos". Según la corporación estatal, esta adquisición no supone habilitar ninguna partida adicional ni extraordinaria, "sino que se ajusta a las posibilidades de gasto" previstas por la empresa.

Para este ejercicio, RTVE solicitó al Gobierno una subvención extra de 50 millones de euros destinados a sufragar los costes derivados de la cobertura de los Juegos Olímpicos de Pekín. Para cuadrar el presupuesto de 2008, RTVE recibirá una subvención de 500 millones de euros. Paralelamente, el Gobierno hará frente a los pagos correspondientes de la deuda de casi 8.000 millones de euros que acumuló en los últimos años. Esta deuda histórica ha sido asumida completamente por el Estado. Tampoco las cuentas de las autonómicas gozan de buena salud, ya que algunos entes arrastran un endeudamiento que supera los 1.000 millones de euros.

Con la compra de la Champions, TVE reproduce la estrategia que llevó a cabo para la adquisición de los derechos del Mundial de Motociclismo en 2006. Tras ejercer el derecho de tanteo, llegó a un acuerdo con Dorna Sports para contar con las imágenes hasta 2011. Este negocio supuso alrededor de 20 millones de euros por curso, cifra que prácticamente triplicaba el precio pagado en temporadas anteriores. Y hace un año se hizo con la Premier League, a razón de 11 millones por cada una de las tres campañas contratadas.

También ayer, Mediapro anunció la adquisición de los derechos de emisión en pago de la Champions para las mismas tres temporadas. Su plan es difundir 14 partidos cada jornada a través "del canal de pago que está preparando la compañía y que emitirá a partir de la próxima temporada". Mediapro forma parte de Imagina, que a través de GAMP participa en el accionariado de La Sexta.

La actual legislación no contempla la difusión de señales de pago en el sistema de televisión digital terrestre (TDT).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2008