Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

William Bennett, físico, uno de los inventores del láser

Construyó el primer generador de un rayo continuo de luz infrarroja

William Bennett formaba parte del grupo de físicos que desarrolló hace más de cuatro décadas el primer láser, el mismo haz de luz que se utiliza en la cirugía, dispositivos electrónicos, la industria o en algo tan común como los escáneres por los que se pasa la cesta de la compra en los supermercados. El pasado 29 de junio murió en su casa en Haverford (Pensilvania). Tenía 78 años de edad.

A Bennett, nacido el 30 de enero de 1930 en Jersey City, le fue diagnosticado cáncer de esófago hace algo más de un año. Se graduó por la Universidad de Princeton, y luego se doctoró por la de Columbia. Junto a los científicos Ali Javan y Donald Herriott construyó el primer dispositivo capaz de generar un rayo continuo de luz infrarroja a partir de una mezcla de helio y neón.

Hasta entonces se había conseguido crear ese haz de luz a partir de materiales sólidos, como el rubí sintético.

Su invención fue patentada en 1964, el mismo año en el que fue nombrado profesor en la Universidad de Yale. El científico desarrolló una docena de rayos láser, a partir de argón, kryptón, xenón y otros gases. El trabajo de William Bennett ayudó a expandir su uso en la tecnología moderna.

Gracias a la concentración de energía, el rayo láser a partir de gas es capaz de cortar y soldar materiales. Aunque quizás su uso más revolucionario sea en la cirugía, y sobre todo su utilización más extendida es a la hora de prevenir la ceguera o en la mejora de la visión, por su precisión a la hora de modificar el perfil de la córnea.

También se interesó por la música, los ordenadores y por los efectos en la salud de los campos electromagnéticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de julio de 2008