Las pegas del teléfono más deseado

Nadie puede negar que el iPhone levanta pasiones, pero entre tanto halago, han pasado inadvertidas ciertas lagunas de este móvil. Tras dos semanas de pruebas, es fácil descubrir cinco puntos débiles que ensombrecen el teléfono por el que cientos de personas hacen cola en las tiendas.

- Batería no tan duradera.Uno de los principales esfuerzos de la compañía en su nuevo modelo ha sido dotar de una autonomía remarcable a su iPhone 3G. Apple asegura que el nuevo terminal aguanta hasta 5 horas de conexión a Internet a través de 3G. En la práctica, sin embargo, estas cifras resultan un tanto exageradas. En dos semanas de pruebas, el iPhone 3G ha tenido que ser recargado a diario, especialmente después de usar el sistema de GPS, realizar consultas en Google Maps o en Internet.

Todo sobre el nuevo iPhone 3G

Más información

- El GPS, su verdadero punto débil. El iPhone no es precisamente un buen GPS para programar un viaje largo en coche. El sistema de GPS del iPhone está basado enteramente en el servicio de mapas de Google, por lo que para consultar una ruta hay que estar siempre conectado a Internet. Además, si el usuario va en coche, el sistema es capaz de seguir el movimiento, pero una vez alcanzado el destino fijado, el móvil no nos muestra como continúa el mapa. Para avanzar al siguiente tramo, hay que adelantar la aplicación manualmente.

- Problemas para ver los vídeos de la web. Una de las lagunas más incomprensibles del iPhone: no soporta el formato Flash. Esto se traduce en que no se ven los vídeos de la gran mayoría de las páginas web. La firma apuesta por el formato que utiliza YouTube, cuyos vídeos, al igual que los de los PodCast o los de iTunes, se ven a la perfección.

- Una cámara de sólo dos megapíxeles. Apple no se ha molestado en mejorar la resolución de la cámara de fotos, que sigue siendo de dos megapíxeles, y que además, sigue sin permitir grabar vídeos. Esto resulta una deficiencia bastante reseñable cuando la mayoría de los móviles del mercado dan una resolución superior y han empezado a incluir zoom, flash y otras prestaciones que empiezan a equiparar los móviles con las cámaras digitales.

- No es fácil escribir en el teclado táctil. La pantalla táctil del iPhone es revolucionaria, pero escribir en su teclado resulta incómodo. Es fácil equivocarse de letra, a pesar de que Apple ha mejorado su sistema de autocorrección. Además, el teclado no es completo y hay que cambiar de pantalla para encontrar los números y otros signos. Apple asegura que en una semana te acostumbras. Tras las pruebas, parece un plazo demasiado optimista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de julio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50