Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ADMINISTRACIÓN

La red Wi-Fi municipal de Barcelona levanta polémica

La noticia de que el Ayuntamiento de Barcelona dotará a 500 centros municipales de conexiones inalámbricas a Internet, en el interior de los edificios, ha disgustado a las entidades que están creando una red libre Wi-Fi en la ciudad. Critican la nula voluntad del consistorio de armonizar ambas iniciativas. Éste asegura que no le está permitido dar acceso en la vía pública.

El proyecto Barcelona Wi-Fi prevé instalar, hasta 2010, 500 nodos en centros públicos (escuelas, mercados, bibliotecas...). Se podrá acceder a ellos durante 60 minutos y se bloquearán las webs no pertinentes, así como la posibilidad de compartir archivos P2P.

El presupuesto municipal es de 1,75 millones de euros, con un mantenimiento anual de 950.000. "Con este dinero, podríamos dar cobertura Wi-Fi a toda Cataluña", ironiza Lluís Dalmau, secretario de la Fundación Guifi.net, que agrupa a las entidades que están desplegando una red libre en la ciudad.

MÁS INFORMACIÓN

Guifi.net es la red inalámbrica libre más grande del mundo, con casi 5.000 nodos repartidos por Cataluña. Acceder a ella es gratuito y se basa en el voluntariado y el autoservicio. El año pasado recibió el Premio Nacional de Telecomunicaciones de la Generalitat. Actualmente, Guifi.net centra parte de sus esfuerzos en cubrir el área metropolitana de Barcelona, donde tienen ya una red Wi-Fi interconectada que une L'Hospitalet de Llobregat, Sabadell y Badalona. En Barcelona hay 27 nodos y 58 en construcción.

Disputa sobre la ley

Guifi.net asistió al pleno que aprobó el proyecto municipal, donde aseguran que el teniente de alcalde Ramon García-Bragado les calificó de "ilegales". Dalmau lo rebate: "La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) nos informó el año pasado de que nuestras actividades son legales".

Pilar Conesa, gerente adjunta de organización y sistemas de información del Ayuntamiento, discrepa: "La CMT dice que las administraciones públicas no podemos ofrecer acceso en la vía pública, porque sería hacer la competencia a los operadores". Conesa explica las palabras de García-Bragado: "No se refirió a que Guifi.net sea ilegal, puede haber iniciativas privadas que lleven el Wi-Fi a la calle, pero no un ayuntamiento".

Dalmau dice que "la CMT no dice esto, sino que en su código de buenas prácticas para administraciones públicas permite que éstas intervengan en el mercado de las telecomunicaciones como un operador más".

BCN: www.bcn.es GUIFI: www.guifi.net

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de julio de 2008