_
_
_
_
Reportaje:

Phelps se desquita

El nadador bate el récord mundial de 200m estilos y Dara Torres disputará sus quintos Juegos tras ganar los 100m libres con 41 años

La piscina de Omaha, donde se decide estos días el equipo olímpico de natación de Estados Unidos, tiene una estrella indiscutible: Michael Phelps y su reto de nadar ocho pruebas olímpicas. Tras renunciar a un par de pruebas en los últimos días y aumentar los rumores sobre su estado de forma, el nadador de Baltimore se desquitó logrando su cuarto billete en los 200m estilos con récord mundial incluido: 1m 54,80s, rebajando en 18 centésimas su propia marca.

Además de la prueba corta de estilos, Phelps ya está clasificado para los 400m estilos, 200m libres y 200m mariposa. Le queda aún la final de 100m mariposa y confía en entrar en tres pruebas de relevos. Su reto es superar al legendario Mark Spitz que logró siete oros en los Juegos de Múnich 1972. Una verdadera hazaña.

Como la que protagonizó Dara Torres que, a los 41 años, ganó los 100m libre como si fuera una veinteañera y nadará en sus quintos Juegos Olímpicos. Dara Torres se impuso a la gran favorita y plusmarquista estadounidense, Natalie Coughlin. La enorme nadadora de 1,83 metros paró el crono en 53,78s, algo peor que en semifinales. Si logra una medalla en Pekín, sería la décima olímpica en 24 años. Y aún aspira a más porque le quedan los 50m libres, su mejor prueba.

De las 100 participantes en el hectómetro, sólo tres nacieron en los setenta. La mayoría podrían ser hijas de Torres. La suya, de tres años, estaba en la grada. Algún día sabrá exactamente el tamaño de las hazañas de su madre. Una hazaña más allá de los récords.

Phelps, en los 200 metros estilos.
Phelps, en los 200 metros estilos.REUTERS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_