Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol ficha a Josu Jon Imaz como presidente de la filial Petronor

El anterior líder del PNV regresa al País Vasco tras pasar seis meses en EE UU

Como anillo al dedo. El ex presidente del PNV (2004-2007) Josu Jon Imaz ha encontrado el sitio ideal para volver al País Vasco tras pasar seis meses en EE UU como investigador visitante en la Kennedy School de la Universidad de Harvard (Boston, EE UU). Hoy será nombrado presidente de la compañía Petróleos del Norte (Petronor), la primera empresa industrial del País Vasco, propietaria del complejo industrial de Muskiz (Vizcaya), según han confirmado fuentes cercanas a la dirección de la compañía.

Petronor está controlada por la petrolera Repsol YPF (85,98%) y la caja vasca BBK (14,02%). Imaz sustituye en el cargo a Pedro Fernández Rial, que propondrá el nombramiento de Imaz en el consejo previsto para hoy y que continuará como consejero de la sociedad.

Imaz, químico especializado en polímeros, con estudios en dirección de empresas, ex consejero de Industria en el Gobierno vasco (1999-2004) y con una amplia experiencia política, abandonó la actividad pública en 2007, cuando decidió no presentarse a la reelección como presidente de su partido.

Nacionalista moderado

Considerado un nacionalista moderado, abierto y dialogante, su despedida de la política la plasmó en una carta pública titulada Apostar por el futuro. Tras la decisión de Imaz, según coincidieron en su día todos los analistas políticos, estaba el enfrentamiento, soterrado pero duro, que el político sostuvo con el denominado "sector soberanista" del PNV.

Imaz regresa al País Vasco en un momento caliente. El lehendakari, Juan José Ibarretxe, defiende la convocatoria de un referéndum en la comunidad autónoma vasca que rechaza el Gobierno central. Pero, según destacan las fuentes conocedoras de la operación de fichaje, el ex presidente del PNV no regresa para hacer política. Las mismas fuentes admiten, eso sí, que Imaz conserva una agenda de contactos impresionante, a la que ha contribuido su talante dialogante y moderado.

Imaz, por resumir, tiene buen cartel. Así se explica que una compañía como Repsol YPF, la primera multinacional española, presidida por un catalán, Antonio Brufau, haya decidido un fichaje tan significativo. La elección ha sido apoyada también por la BBK, caja que controla un 14,02% del capital de Petronor y cuyos consejeros, en virtud de la ley de cajas vasca, han sido todos designados por el PNV.

Brufau e Imaz mantienen una buena relación. Brufau tuvo ocasión de valorar el carácter del entonces consejero de Industria del Gobierno vasco cuando en 2003, como presidente de Gas Natural, intentó una OPA sobre Iberdrola que, finalmente, pinchó la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

También el actual presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, puede dar cuenta de la buena disposición de Imaz hacia los empresarios relacionados de alguna forma con el País Vasco. Con ocasión de la gran operación Iberdrola-Scottish Power, Imaz empleó todos sus buenos oficios con el Gobierno nacionalista escocés para allanar la operación.

Así que todo encaja. Un químico, dedicado a la política, con experiencia en gestión de empresas (Imaz fue promotor industrial en el grupo Mondragón entre 1989 y 1991), pilotará un complejo industrial petroquímico que es muy importante en el País Vasco. Entre otras cosas, Petronor está adscrita a la dirección general de Downstream de Repsol, comercializa carburantes en el norte de España y es el primer contribuyente de la Hacienda foral de Vizcaya, con unos 500 millones de euros, entre lo que paga por su beneficio y lo que recauda por venta de combustibles.

Desde 1968

El ex presidente del PNV llega a una empresa con arraigo en el País Vasco. Petróleos del Norte, SA (Petronor) fue constituida en Bilbao en 1968 con el objeto social de refinar y comercializar productos petrolíferos y sus derivados.

Con la toma de participación mayoritaria de Repsol en Petronor (que se produjo en 1989), la consolidación de las diferentes actividades de la compañía para lograr unos niveles de eficacia y competitividad suficientes salió reforzada. Petronor, que fue la primera empresa que produjo gasolina sin plomo en España, tiene una capacidad de refino de crudo de 12 millones de toneladas anuales y su producción representa el 18% del total nacional.

La compañía Petronor obtuvo el pasado año unos beneficios de 294,6 millones de euros, un 17,4% superior a lo logrados en el ejercicio anterior. Sus ventas totales ascendieron a 10,8 millones de toneladas de carburante. La empresa emplea a 800 trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 2008