_
_
_
_

Rapapolvo de la presidenta del Parlamento al Consejo Audiovisual

Seis consejeros piden la convocatoria del pleno para elegir presidente

Lourdes Lucio

La toma de posesión de Juan Montabes como miembro del Consejo Audiovisual en el Parlamento se convirtió ayer en un acto nada protocolario. La presienta de la Cámara, Fuensanta Coves, dejó ayer aparcado el lenguaje de salón para lanzar un rapapolvo a un órgano que dejó de tener presidente hace más de un mes por la guerra abierta entre sus miembros, donde nadie se fía de nadie y cuya proyección pública se basa, últimamente, en el cruce de denuncias por la existencia de facturas de comidas sin justificar por valor de 23.787 euros por parte de los consejeros propuestos por el PSOE, que estos niegan.

"Si alguien piensa que se gana algo degradando a un órgano de extracción parlamentaria es que no tiene, ni respeto a las instituciones ni sentido común", dijo Coves en un tono muy político alejado del discurso institucional. Y dijo más: "Es del todo imposible que un órgano que debe erigirse en árbitro de un sector, de la extraordinaria potencia del audiovisual, esté sometido a un trabajo de zapa, interesado y nada edificante". Y aún añadió: "Lo que se antoja difícil para que la ciudadanía pueda sentirse satisfecha con la creación de este órgano de claro impulso democrático, es el aniquilamiento de su credibilidad al ser usado de campo de batalla para otras cuitas".

Fuentes del PSOE leyeron estas palabras con una crítica no a sus consejeros sino a "los otros", aunque de la literalidad de lo dicho por la presidenta del Parlamento es difícil sacar esa conclusión. No obstante, la vicepresidenta segunda de la Cámara, María José García Pelayo (PP), sí consideró partidarias las palabras de Coves, a la que criticó por "justificar lo desmanes del PSOE en otras instituciones".

No parece que Montabes, catedrático de Ciencias Políticas, director del prestigioso Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía de la Universidad de Granada, vaya a calmar de inmediato los ánimos. Lo primero que hizo ayer nada más tomar posesión y antes de que a las 14.30 se cerrara el registro del Consejo, fue firmar un escrito solicitando la convocatoria urgente del pleno para elegir presidente. Su partido -Montabes es militante del PSOE- quiere que sea él quien sustituya a Manuel Ángel Vázquez Medel. El escrito lo firman otros cinco consejeros propuestos por el PSOE.

Miembros del Audiovisual propuestos por PP e IU le pidieron a Montabes un plazo prudencial de tiempo para lograr un escrito de los 11 consejeros, a la vista de la ausencia de dos de ellos. También pidieron tiempo hasta conocer el contenido de un informe jurídico que, según fuentes del Audiovisual, aconsejaría que para que el pleno tenga todas las garantías legales sería necesario que todos sus miembros lo pidan, a la vista de las dudas que plantea su reglamento interno.

Montabes, que firmó el escrito sin que su nombramiento haya salido en el BOJA, se mostró ayer "abierto" a retirar ese escrito en aras al consenso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes socialistas aseguraron que los números dos del PSOE y PP, Luis Pizarro y Antonio Sanz, acordaron que sus consejeros firmarían hoy la petición de convocatoria de pleno. Ambos partidos también han pactado crear una vicepresidencia que recaerá en el PP.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_