Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTERNET

Crear un nuevo dominio costará más de 31.000 euros

ICANN abre la puerta a las extensiones de primer nivel - El organismo aún tiene que aprobar su procedimiento - Las candidaturas, previstas para mayo

La propuesta de ampliar el reducido grupo de dominios de primer nivel, como los .com; .net o .org, fue aprobada la semana pasada en París (Francia) por ICANN, el organismo que controla su gestión y es la base del sistema de direcciones de Internet. El objetivo es aumentar el número de direcciones web disponibles en la actualidad. Las más populares son las .com (73,2 millones).

La propuesta implica la liberalización de los dominios genéricos de manera que se podrá tener una extensión de dominio distinta de las 20 tradicionales, pero siempre que quien lo solicite -y que se encargará de su administración como autoridad de asignación- cumpla determinadas características "administrativas, técnicas y financieras que aseguren su robustez y viabilidad", explica María García-Ruesga, directora de dominios del registrador riojano Arsys.

MÁS INFORMACIÓN

Además, los nuevos dominios no podrán perjudicar a las marcas ya existentes ni parecerse a otros dominios disponibles.

Por ejemplo, .kom no será aceptado porque se confundiría con .com. ICANN ha creado, para facilitar la elección de extensiones, una aplicación que permite conocer rápidamente el porcentaje de similitud con dominios ya válidos.

Por supuesto, crear una nueva extensión costará dinero, aunque todavía no está claro cuánto: la horquilla oscila entre los 50.000 dólares (31.000 euros) y los 250.000 dólares (158.000 euros). Entre el precio y los requisitios técnicos, ICANN pretende frenar a los ciberokupas.

A finales de este año o principios del próximo se conocerán más detalles. Será cuando ICANN, el llamado gobierno técnico de Internet, habrá definido el procedimiento para su funcionamiento y despliegue, que a su vez deberá ser aprobado por el consejo de dirección del organismo. Previsiblemente, a lo largo del segundo trimestre de 2009, se podrán presentar las extensiones candidatas. Los expertos prevén que habrá más de 100. Entre ellas los .berlin o .paris; .fam (de familia e impulsado por la Universidad de Navarra, del Opus Dei) y .gal o .eus, destinados a las comunidades lingüísticas del gallego y euskera respectivamente, similares al dominio .cat, que fue el primer dominio concedido por ICANN en 2005 a una comunidad lingüística y cultural.

No está abierto a cualquiera

La liberalización de los dominios de primer nivel no significa que cualquier persona puede obtener su .apellido. Lo que si podría darse es que una candidatura de extensión fuera, por ejemplo, .garcia o .rodriguez. Si se aprobara, el propietario del dominio, convertido en autoridad de asignación del mismo , podrá después comercializarlo a los ciudadanos que deseen contratar una dirección de Internet con su apellido como coleta, a través de los registradores autorizados.

ICANN: www.icann.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2008