Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa española cierra el peor primer semestre en 135 años de historia

El índice general de Madrid cae un 20,9% desde comienzos del ejercicio

El índice general de la Bolsa de Madrid ha caído un 20,9% en la primera mitad de 2008. Se trata del peor primer semestre desde 1940, año en el que arrancan los datos oficiales del índice, e incluso desde 1874, ejercicio sobre el que datan las primeras reconstrucciones oficiosas acerca de la evolución del mercado español. El desplome ha superado a otros primeros semestres de claro signo bajista como los de 1898 (pérdida de las últimas colonias), 1931 (inestabilidad por la proclamación de la II República) o 1936 (vísperas de la Guerra Civil). Sí ha habido desde 1940 tres segundos semestres con caídas superiores a ese 20,9% (1974, 1977 y 1990).

La combinación simultánea de varios factores como el frenazo económico, la crisis financiera provocada por las hipotecas basura y el repunte inflacionistas por la subida en el precio de las materias primas ha lastrado la renta variable. Durante el primer semestre del año se han vivido circunstancias excepcionales como los máximos históricos del precio del petróleo, del Euríbor hipotecario y del euro frente al dólar, la nacionalización del banco británico Northern Rock, cuatro rebajas consecutivas de los tipos de interés en EE UU o el rescate de Bearn Stearns por JPMorgan.

En este sombrío contexto, que algunos han calificado de tormenta perfecta, la caída de la Bolsa española ha estado en línea con la del resto de plazas mundiales. El índice Cac francés ha retrocedido un 21% en el primer semestre, mientras que el Dax alemán se ha dejado un 20,4%. Algo mejor lo han hecho el Footsie 100 británico (pérdida del 12,8%), el Nikkei japonés (-11,9%) y el Dow Jones estadounidense (se ha dejado cerca de un 14%). Entre los mercados emergentes ha habido cara y cruz: mientras la burbuja bursátil china ha explotado, las Bolsas latinoamericanas han salvado casi en tablas el arranque del año.

Pocos valores españoles se han salvado de la quema en el primer semestre. El Ibex 35, índice que incluye a las principales empresas por capitalización bursátil, ha perdido en el semestre un 20,6%. Sólo cuatro de sus compañías (Grifols, Técnicas Reunidas, Repsol y Mapfre) han logrado cerrar al alza. Entre los mayores castigos destacan los de Telecinco (-53,6%), Iberia (-49,3%) y Bolsas y Mercados Españoles (-48,5%).

Además de por la penalización en las cotizaciones, la gravedad de la crisis bursátil se puede medir con otros factores como la importante caída en el volumen de contratación, el parón que ha vivido el mercado de fusiones y adquisiciones tras años de fuerte crecimiento y la sequía del mercado primario. La Bolsa española no ha vivido ningún estreno en el semestre. Itínere, la filial de infraestructuras de Sacyr Vallehermoso, tuvo que dar marcha atrás en su colocación por las malas condiciones del mercado. La salida a Bolsa de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), prevista para el 23 de julio, será un buen examen para comprobar el apetito de los inversores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008