Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC censura por "innecesario" el manifiesto en favor del castellano

El manifiesto de defensa del castellano que el partido de Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia, algunos intelectuales y medios afines al PP están impulsando obligó ayer al Partit dels Socialistes (PSC) a reaccionar para dejar claro que en Cataluña "no se discrimina ninguna lengua". En los últimos días, y sobre todo en Madrid, las adhesiones al manifiesto que busca acabar con el actual modelo escolar de Cataluña o con los actuales usos lingüísticos de la Generalitat han crecido de forma importante.

Aunque el PSC no cree que exista división en el seno del PSOE sobre este asunto, ayer quiso dejar clara su postura en vísperas del congreso socialista del próximo fin de semana. "El manifiesto es innecesario", concluyó el portavoz del PSC, Miquel Iceta.

Iceta recuerda que el TC ha validado todas las normas lingüísticas

Los dirigentes socialistas catalanes consideran que detrás del manifiesto no hay nada más que un intento de afianzar el nacionalismo español. "El texto dice claramente que lo que mueve a sus impulsores son razones políticas, no culturales", recordó Iceta.

El propio presidente de la Generalitat y primer secretario del PSC, José Montilla, puso el asunto sobre la mesa en la reunión de la ejecutiva de ayer. En el debate intervinieron diferentes miembros de la dirección. Fuentes de la misma aseguraron que las opiniones vertidas fueron "coincidentes" y que todos consideraron fuera de lugar el manifiesto que, entienden, busca desestabilizar el actual equilibrio lingüístico existente en Cataluña.

Dicho esto, todos se dedicaron a desmontar los argumentos del texto. En opinión del PSC, el manifiesto es "parcial" porque, pese a admitir que el castellano no está en peligro en ninguna comunidad autónoma, sí llama a una defensa institucional de lo que denominan "idioma común". Iceta incluso ironizó sobre esta etiqueta. "No hablan del inglés ni del esperanto", apostilló.

Más allá de esto, Iceta quiso dejar clara la legalidad de todas y cada una de las normas lingüísticas que se aplican en España. "Todas las normativas en materia lingüística de todas las comunidades autónomas han sido calificadas de constitucionales por el propio Tribunal Constitucional", entre ellas las de Cataluña, recordó.

Los dirigentes del PSC esperan que el debate en torno a la lengua no llegue al congreso del PSOE del próximo fin de semana, pues ninguna federación ha presentado enmiendas a la ponencia oficial en este sentido. Montilla pidió ayer a los miembros de la ejecutiva que asistirán al cónclave que defiendan las ideas del PSC, comenzando por la España federal. El presidente sigue sin dar pistas sobre quién quiere que le sustituya en la ejecutiva federal del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008