Acció Cultural explica al TSJ la "persecución" del Consell a TV-3

Acció Cultural del País Valencià (ACPV), propietaria de los repetidores que ha utilizado TV-3 para distribuir su señal en la Comunidad Valenciana, acusó ayer en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) al Consell de "persecución". En la sala de lo Contencioso-Administrativo, ACPV y la Generalitat expusieron su posición ante la sanción impuesta por el Consell de 300.000 euros por emisión sin licencia. Se celebró una vista oral para dirimir el recurso de la asociación contra el expediente sancionador, en virtud del cual el Consell inició el proceso de clausura de los repetidores.

Mercé Teodoro, abogada de ACPV, explicó al tribunal su disconformidad con dos argumentos centrales: la falta de competencias en la ordenación del espacio radioeléctrico de la Generalitat, ya que son del Estado, y la inexistencia de ocupación de los canales digitales 47 y 55 que venían utilizando porque no se le ha otorgado a la Generalitat la posibilidad de licitar su uso. Teodoro recordó que la emisión sin licencia se remonta a hace más de 20 años, que la realidad ha sido muy compleja pero que la actitud del Consell es claramente "anticatalanista".

El letrado de la Generalitat defendió que el expediente es ajustado a Derecho, que el cierre de los repetidores también y que no le consta que "TV-3 tenga interés en emitir en la Comunidad Valenciana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50