Crónica:TENIS | Wimbledon
Crónica
Texto informativo con interpretación

Nadal sufre para ganar al letón Gulbis

Hubo gritos, pelotazos y un descubrimiento. Wimbledon se encontró ayer con un tenista tan particular como para identificarse con la obra de teatro La importancia de llamarse Ernesto. No es casualidad que Rafael Nadal, vencedor del letón Ernests Gulbis (5-7, 6-2, 7-6 y 6-3) en segunda ronda, tropezara con un jugador de personalidad tan desdoblada como la de los personajes de Oscar Wilde. Gulbis tiene una web juguetona -The importance of being Ernests-, y por momentos pareció dos tenistas en uno por los contrastes de su juego. El letón, de 19 años, fue un sacador imparable, letal hasta lograr que el español sólo ganara cuatro puntos contra su servicio en el primer set. Y Gulbis también fue un membrillo tembloroso, corazón acelerado impulsando un revés irregular: cometió 35 errores no forzados.

"Alguien que saca así, que tiene su derecha... Tiene potencial para aspirar a cualquier cosa", dijo Nadal del letón. El español midió con preocupación el cruce con Gulbis desde el primer día. Pudo acabar cosido a pelotazos. Le gritó iracundo al juez de silla cuando éste se equivocó en una pelota que le ponía camino de la primera manga. Le pidió disculpas al rival con una constancia asombrosa, tan amancebados estaban su juego y la red. Y acabó dominando el partido gracias a que Gulbis nunca mezcló la pausa con el vértigo. Ahí, en los saques de Nadal a inicios del segundo set, se concentraron los errores no forzados del letón. Y, mientras tanto, el español fraguó la clave de su hundimiento. "Me puse a restar dos metros más atrás y a bloquear su saque para que sintiera que tenía que jugar el punto".

Segunda ronda. Hombres. T. Haas-T. Robredo: 6-4, 6-4 y 6-3. A. Murray (R. U.)-X. Malisse (Bél.), 6-4, 6-2 y 6-2. J. Tipsarevic (Ser.)-A. Roddick (EE UU), 6-7 (5), 7-5, 6-4 y 7-6 (4) Mujeres: M. Martínez Sanchez- S. Mirza (Ind.). 6-0, 4-6 y 9-7. J. Jankovic-C. Suárez: 6-1 y 6-3. A. Kudryavtseva-M. Sharapova: 6-2 y 6-4.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS