Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestión del agua también se corrompe

La ONG Transparencia Internacional alerta del descontrol de la riqueza acuífera y asegura que el Gobierno sólo tiene registrados el 20% de los pozos de España

España tiene una riqueza de agua subterránea completamente "descontrolada". La ONG Transparencia Internacional (TI) presentó ayer simultáneamente en Madrid y en las Naciones Unidas su informe sobre corrupción, que tiene un capítulo especial en el que alerta sobre la gestión fraudulenta de los recursos hídricos.

El presidente de TI en España, Jesús Lizcano, instó a los partidos políticos a sellar un pacto de Estado sobre el agua que solucione tres problemas fundamentales: "Algunas subvenciones agrícolas que son perjudiciales para los recursos hídricos, la falta de transparencia en la gestión del agua y el caos en los acuíferos subterráneos". El Gobierno controla, según Lizcano, entre 200.000 y 300.000 pozos que generan más de 10 metros cúbicos de agua al día. "Aunque parezcan muchos, sólo son alrededor de un 20% de los existentes; si se gestionasen de forma adecuada, se podrían paliar muchos de los desequilibrios hídricos del país", subrayó.

Jesús Sánchez Lambás, secretario General de la Fundación Ortega y Gasset, donde se presentó el informe, desarrolló lo que denominó problemas de corrupción en la gestión del agua: "Muchos cultivos usan fraudulentamente agua y son subvencionados con el dinero de todos para cultivar alimentos que resultan más baratos fuera de España". También hizo una llamada de atención a los ayuntamientos: "Las redes municipales de distribución de agua despilfarran ingentes cantidades de líquido, incluso en poblaciones que tienen restricciones por las sequías". En cuanto a los pozos, dijo que hay sistemas baratos y sencillos, como el control por satélite, que no se explotan suficientemente.

Muertes

El patrono vitalicio de la Fundación, Antonio Garrigues Walker, hizo hincapié en la concienciación contra una corrupción "que afecta a todos" y para la que la transparencia es "fundamental".

El informe de Transparencia Internacional en España está enmarcado dentro de uno global que señala la corrupción en la gestión del agua como responsable de la muerte de millones de personas al año en el mundo. Este problema afecta "de manera desproporcionada a las mujeres, a los pobres y a aquellos sin ninguna posibilidad para hacer oír su voz: las generaciones futuras y el medioambiente", reza el informe.

El estudio versa por primera vez sobre el agua, pero también incluye capítulos de corrupción en otros ámbitos que se analizan cada año en 180 países. España ocupa el puesto 25 de la lista de países con menos corrupción pública, según esta investigación (elaborada con datos del año 2006).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 2008