Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ningún grupo apoya a IU para activar la 'comisión del ventilador'

Izquierda Unida no va encontrar ningún aliado para que se convoque la comisión de seguimiento y control de financiación de los partidos políticos del Parlamento andaluz, más conocida como la comisión del ventilador. IU ha pedido activar este órgano para "investigar la presunta financiación irregular del PSOE" a raíz del caso de corrupción del alcalde socialista de Estepona, Antonio Barrientos. Pero para tener éxito, necesita que otro grupo de la Cámara avale su petición. Y no parece que lo vaya a conseguir.

Según afirmó el coordinador de la federación de izquierdas, Diego Valderas, el Partido Popular le ha dado calabazas. "Me han dicho que no es el momento", aseguró. Un portavoz del PP confirmó que a la vista de la información judicial disponible "no tiene mucho sentido" convocar la comisión por cuanto entienden que los datos que hay sobre la mesa "son mínimos". Dicho esto, añadió que "no es descartable" pedir la convocatoria en función de cómo evolucione el caso.

El PSOE ha ordenado una auditoría interna para averiguar si las presuntas prácticas corruptas de Barrientos financiaron la agrupación local de Estepona, como apunta la investigación. La dirección del PSOE andaluz ha negado tener nada que ver con este asunto.

Tanto IU como PP han pedido una comisión de investigación en el Parlamento sobre el caso de Estepona, aún sabiendo que no va a prosperar por el más que previsible rechazo del PSOE, que cuenta con mayoría absoluta. Pero además de pedir investigaciones parlamentarias, los grupos cuentan con la comisión de financiación de los partidos políticos, donde teóricamente deberían aclararse de manera pública las dudas sobre las cuentas de los partidos.

Sin embargo, esta comisión, creada en octubre de 1992, no ha movido ni un solo papel desde hace 15 años, convertida en un órgano decorativo que no ha dado que hablar porque no ha trabajado en nada. Pese a todo, las acusaciones entre las formaciones políticas de que sus rivales se financian de manera irregular no han sido pocas, pero a la hora de la verdad ninguna ha querido sacar a la luz pública sus ingresos y gastos, que ya fiscalizan el Tribunal de Cuentas y la Cámara de Cuentas. El temor es que se aireen datos de unos y de otros. De ahí que la comisión sea conocida con el sobrenombre de la del "ventilador".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2008