Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meteorología prevé un verano más caluroso y seco

La primavera más húmeda de los últimos 57 años dará paso a un verano más cálido que el anterior en el sur y este peninsular, con temperaturas medidas que aumentarán entre 0,5 y 1 grado de las registradas habitualmente en cada zona. El incremento no llegará a los niveles de la ola de calor del verano de 2003, cuando las temperaturas medias superaron en dos y tres grados las habituales en muchas regiones.

El pronóstico fue hecho ayer por expertos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que han analizado las características climáticas de la primavera y han avanzado las que posiblemente tendrá la estación de verano.

El jefe del Área de Predicciones de la agencia, Fermín Elizaga, ha destacado que los próximos tres meses, entre julio y septiembre, las temperaturas serán "ligeramente" más altas en las áreas del este y sur peninsular, mientras que en el resto de España oscilarán en torno a las temperaturas medias y normales para este periodo.

No obstante, Elizaga ha señalado que se puede producir alguna ola de calor en determinadas zonas en este verano, donde se prevé que las temperaturas en el valle del Guadalquivir puedan alcanzar de media entre julio y septiembre los 37 grados, y en la costa mediterránea entre 30 y 32 grados.

Primavera lluviosa

El jefe de Aplicaciones de la agencia, Antonio Mestre, aseguró que la primavera ha sido "especialmente" húmeda a partir de finales del mes de abril y sobre todo, durante el mes de mayo, lo que ha conseguido paliar en parte el déficit hídrico con el que comenzó el año hidrológico -que abarca entre 1 de octubre y el 30 de septiembre-.

El portavoz de Aemet explicó que ésta ha sido la primavera más lluviosa desde 1930. Al respecto destacó que en el conjunto de la pasada estación, la precipitación media en España ha superado en alrededor de un 50% su valor normal, por lo que el déficit de precipitaciones que se había ido generando en los meses de otoño e invierno se ha reducido, en promedio, en torno a 90 litros por metro cuadrado a lo largo de tres meses y se sitúa actualmente en un 8%.

Estas abundantes precipitaciones, centradas en el pasado mes de mayo, han hecho que las lluvias medias en la nación superaran un 80% los valores normales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2008