Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Draka cobró subvenciones públicas hasta el pasado año

La multinacional holandesa Draka, en proceso de cierre, cobró subvenciones de la Xunta de Galicia y del Ministerio de Economía y Hacienda por un total de 671.000 euros en los últimos cinco años.

Estas ayudas fueron concedidas por distintos proyectos en materia de tecnologías e incentivos regionales y pese a que "la multinacional ya había decidido en 2005 debilitar la planta eliminando la gerencia", según Alberto Millará, presidente del comité de empresa. Para él, "algo se está haciendo mal si permitimos que las empresas nos abandonen después de recibir las subvenciones". En este mismo sentido se expresó ayer el representante de componentes de la automoción de CC OO en Galicia, Celso Carneiro, quien recordó que las compañías tienen que ser responsables socialmente.

Para los empleados, no se trata de un cierre motivado por la crisis económica. Muy al contrario, "fue una decisión premeditada, nos compraron para liquidarnos". Ahora, creen que el siguiente paso será el desmantelamiento completo de las instalaciones para trasladar la maquinaria a otro país.

La dirección de Draka comunicó en abril el cierre de la planta de Mos para final de año. A sus 100 empleados les ofrece la recolocación en otras industrias, una medida que no aceptan porque "sólo garantizaría contratos por seis meses y con el 80% del salario base, sin respetar las antigüedades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de junio de 2008