Reportaje:marcas

Converse quiere ser más que una bota

La marca cumple su centenario

Las llevó John F. Kennedy. Y James Dean. Y Katherine Hepburn. También Marlon Brando. Y ahora las lleva Brad Pitt, Avril Lavigne o Kate Moss. La zapatilla de lona Converse Chuck Taylor All Star logra convertirse en una especie de último grito cada cinco o siete años desde 1917.

La marca Converse, que nació 10 años antes que su zapatilla más popular y por tanto cumple ahora su centenario, tiene muy claro que buena parte de su último éxito se debe al regreso de lo retro, de lo antiguo como última tendencia, y esta bota de lona con la punta de goma, que compran sobre todo personas de entre 15 y 35 años, "es un icono muy representativo de esa época", explican desde la compañía.

La bota All Star nació como una zapatilla de baloncesto de alto rendimiento y cobró popularidad cuando las calzó por primera vez Charles H. Chuck Taylor, entonces una joven promesa del equipo de instituto All Star, hasta que cuatro años después Taylor se une a Converse y se convierte en el primer jugador promotor de marca en América. En los treinta, la zapatilla incorpora el nombre de Taylor All Star al tobillo.

Y este 2008 la compañía espera vender de su zapatilla All Star mil millones. Para celebrar el centenario de la marca, ha lanzado un modelo conmemorativo y ha creado una canción propia (My drive thru, de Julián Casablancas, vocalista de The Strokes) que distribuye desde la semana pasada a través de su página web. La canción irá acompañada de una campaña publicitaria en medios por la Red y exterior.

En esta y otras campañas el de Converse pasa por construir su imagen como marca textil integral, "para no ser identificada sólo como marca de zapatilla, sino también por sus cazadoras, sus vaqueros...", explica la firma. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50