Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MONOVOLÚMENES

Amplio y refinado

El Hyundai i800 sustituye al H1, estrena un motor 2.5 diésel (170 CV) y tiene ocho plazas

EL H1 DEJA paso al nuevo i800, que estrena una imagen más moderna y supone una evolución radical del superfamiliar de Hyundai, un cóctel entre monovolumen grande y furgoneta. Está a la venta a partir de 29.900 euros, a los que hay que restar 1.000 euros de promoción (desde 25.500 en versión de carga).

El i800 mide 5,12 metros de largo, 43 centímetros más, y aspira a competir con los Mercedes Vito, VW Transporter o las versiones de pasajeros de los Renault Trafic, Nissan Primastar y Opel Vivaro. Su mejor argumento es un interior amplio, vistoso y bien presentado que incluye ocho plazas en configuración 2+3+3 (antes eran siete o nueve) con asientos corridos en las dos últimas filas. La segunda, deslizable y reclinable, aporta buena modularidad, y la tercera es fija. Además, ahora incluye dos puertas laterales correderas en lugar de una para facilitar el acceso, y el maletero supera los 800 litros.

En la mecánica estrena un moderno 2.5 turbodiésel con manual de cinco marchas y 170 CV, 30 CV más que el H1, que le sitúa por delante de sus rivales: aparte de ser elástico, tiene un consumo ajustado, 8,5 litros de media. Se han mejorado también las suspensiones y más adelante se ofrecerá una caja automática de cinco relaciones, que será la única opción. El i800 se vende en acabado Style e incluye elementos poco comunes en este tipo de coches: doble airbag, ESP, aire, llantas de aleación y sensor de aparcamiento. Y los precios son competitivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 2008