_
_
_
_
_

El paro del transporte provoca escasez de productos básicos

La muerte de un miembro de un piquete congela la negociación - Las fábricas de coches se preparan para parar la producción

El paro indefinido en el sector de los transportistas dejó ayer un reguero de incidentes en toda España y el primer muerto entre los huelguistas. Un conductor asalariado, de 50 años, murió atropellado a escasos kilómetros de Granada por una furgoneta de reparto. El fallecido formaba parte de un piquete y se encaramó en el vehículo, que terminó arrollándole. La primera consecuencia de esta muerte fue la suspensión temporal de las negociaciones entre las distintas patronales en huelga y el Gobierno. Mientras, numerosos mercados de grandes ciudades sufrieron los primeros síntomas de desabastecimiento de productos básicos ante la fuerte demanda por el temor ciudadano a la falta de alimentos.

La segunda jornada del paro provocó más atascos en las carreteras y afectó a las fábricas de automóviles, al borde de paralizar su actividad por falta de piezas para el montaje de vehículos. En las gasolineras se recuperó algo la normalidad perdida durante la primera jornada de huelga. Varios enfrentamientos con la policía acabaron con más de una docena de detenciones. El paquete de 51 medidas de mejora fiscal y laboral ofrecido por el Gobierno fue rechazado ayer por "insuficiente", aunque los huelguistas prevén seguir negociando hoy.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_