_
_
_
_
_

La gala 'Los vascos y la danza' llega con espectáculo y reivindicaciones

Alicia Amatriain, Asier Uriagereka y Jon Vallejo protagonizan el espectáculo

"Los bailarines hemos salido todos corriendo de Euskadi, porque aquí no teníamos nada". Esto lo dijo Andoni Aresti durante la presentación de la tercera gala Los vascos y la danza. El profesor y actor bilbaíno, antaño primer bailarín de los Ballets de Salzburgo, es el director artístico de ese evento anual que hoy reunirá sobre el escenario del Euskalduna (20.30; de 30 a 55 euros) a varios solistas vascos que despuntan en el extranjero. Y antes de abordar el contenido del programa, quiso elevar un "grito de ayuda a las instituciones" con la esperanza de que se pueda iniciar una operación retorno.

"Viendo el material del que disponemos, toda está gente que está trabajando y creciendo en otros países, se deberían crear grandes infraestructuras para seducirles, para que vengan a casa dispuestos a enseñar todo lo que han aprendido", propuso Aresti. "El mundo de la danza sigue teniendo aquí lagunas muy importantes", señaló.

Consciente de ello, el Gobierno vasco anunció el lunes la inminente creación en las tres capitales de sendos Centros de Recursos para la Danza que acogerán actividades relacionadas con la investigación, la creación y la formación continua. Y el gremio recibe la noticia con agrado, pero también con escepticismo y la sospecha de que la medida no será suficiente. "Crear centros o infraestructuras únicamente no basta, hay que llenarlas y dotarlas de recursos, de objetivos y encaminar esos recursos", advierte Jon Maya, director de Kukai.

La compañía donostiarra mostrará en la gala tres fragmentos de obras que la han convertido en referente de la creación contemporánea a partir de la raíz tradicional vasca. Pero los verdaderos protagonistas de la actuación serán aquellos que tuvieron que salir al extranjero para completar su formación y lograr vivir de la danza.

Alicia Amatriain (San Sebastián, 1980), bailarina principal del Ballet de Stuttgart, ejecutará un paso a dos de Giselle y otro de Apolo. Asier Uriagereka (Mungia, 1975), bailarín principal de los Ballets de Monte-Carlo, que sostiene la necesidad en Euskadi de una compañía "de nivel internacional, profesional y seria", bailará con la belga Bernice Coppieters. Mientras, el freelance Jon Ugarriza (Bilbao, 1977) estrenará Amets, coreografía creada por él mismo para la ocasión, y Jon Vallejo (San Sebastián, 1985), solista del Ballet de la Ópera de Dresde, danzará sobre música de Léo Delibes y John Dowland.

Tras escuchar en la misma velada a Laboa, Piazzola, Iñaki Salvador, Stravinsky y Tchaikovsky, el contraste definitivo llegará con la actuación de Beatriz Pérez y Roberto Hernández, pareja vizcaína que ganó el último Campeonato de España de Bailes de Salón

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_