Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

70.000 euros por la muerte de un bebé a causa de una bacteria

El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) indemnizará a una familia con 70.000 euros por la muerte de su bebé el 26 de febrero del año pasado a causa de una infección bacteriana en el hospital 12 de Octubre. El fallecimiento ocurrió a los 10 días de nacer, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Servicio de Neonatología del hospital, según informó ayer la asociación El Defensor del Paciente.

El bebé nació por cesárea el 16 de febrero e ingresó ese mismo día en neonatos porque era prematuro. Durante 10 días estuvo en la incubadora de forma estable y progresando adecuadamente. Incluso al quinto día se le retiró el oxígeno. Pero en la décima jornada comenzó de forma súbita a tener un mal estado general, a palidecer y a padecer dificultades respiratorias, entre otras complicaciones. Dado su estado, el hospital decidió intubarlo y conectarlo a ventilación mecánica.

El 26 de febrero, el centro avisó a los padres de que el pequeño estaba muy grave a causa de una infección bacteriana. Ese mismo día, el bebé, con tan sólo 10 días en el mundo, murió por un choque séptico con fracaso multiorgánico debido a la bacteria Klebsiella Pneumoniae y a Estreptococo del grupo B.

Los padres, a través de la asociación El Defensor del Paciente, interpusieron una denuncia al hospital 12 de Octubre "por muerte por imprudencia", así como "por incumplimiento de los protocolos de higiene y seguridad" en el centro hospitalario. El Sermas les ha ofrecido un acuerdo de 70.000 euros para no continuar con el proceso, que éstos han aceptado.

Según la asociación que puso la denuncia, este bebé fue el primero de los tres fallecidos en febrero de 2007 por un brote de Klebsiella en el hospital. Otros 25 bebés tuvieron que ser aislados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de junio de 2008