Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Verizon lidera la telefonía móvil en EE UU tras la compra de Alltel

Verizon Wireless vuelve a hacerse con el reinado del competitivo negocio de la telefonía celular en EE UU, tras anunciar un acuerdo que le permitirá hacerse con el control de Alltel. La operación está valorada en 28.100 millones de dólares (18.250 millones de euros), y le permitirá desbancar a AT&T al segundo lugar en el competitivo negocio de la telefonía móvil cuando la integración esté completada a final de año.

La actividad en el sector de la telefonía inalámbrica es frenética en EE UU, un mercado cada vez más saturado. Sus actores persiguen hacerse con nuevas licencias para ofrecer a sus clientes nuevos servicios a través de sus dispositivos inalámbricos, y a mayor velocidad. La fusión anunciada ayer no fue una sorpresa, porque Verizon ansiaba hacerse más grande. Y esto podría animar a otros actores a mover ficha.

De su integración nacerá un gigante con más de 80 millones de clientes por todo el país, de los que 13,2 millones son de Alltel, localizados en su mayoría en ciudades pequeñas en el medio rural. Juntas tendrán casi 10 millones más de abonados que AT&T, que está sumando nuevos clientes a su servicio de transmisión datos y acceso a Internet gracias al éxito del iPhone, el teléfono interactivo de Apple. Ahí está el filón.

Una presa fácil

Verizon Wireless, participada en un 45% por la europea Vodafone, se hará cargo de 22.200 millones de dólares en concepto de deuda acumulada por Alltel. Era una presa fácil. Hace siete meses, fue vendida a un grupo de inversores integrado por TPG Capital y Goldman Sachs, por 27.500 millones. Pero en las condiciones financieras actuales estaban deseando quitarse de encima la carga, para reducir su exposición al riesgo.

La atención del parqué, que recibió con optimismo el anuncio, está puesta ahora en T-Mobile, filial del operador alemán Deutsche Telekom. Hace unas semanas se especuló con la posibilidad de que la cuarta operadora de telefonía celular en EE UU pudiera lanzarse a la compra de Sprint-Nextel, que a duras penas ocupa el tercer lugar en el ránking. Esto podría colocarle en la cima del sector si la operación anunciada ayer por Verizon Wireless se viniera abajo durante el examen de las autoridades reguladoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 2008