Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Fontana dona 37.000 libros y documentos a la Universidad Pompeu Fabra

"Es preferible darles un uso social a que los venda un pariente", dice el historiador

Josep Fontana, historiador y gran especialista en la España del siglo XIX, recibió ayer un homenaje en la Universidad Pompeu Fabra (UPF) en agradecimiento a la donación de más de 37.000 documentos -entre libros, monografías, folletos y publicaciones periódicas- a la biblioteca de la universidad. Desde 1991, Fontana, profesor emérito de la UPF, ha ido trasladando ejemplares, en un goteo constante, de su biblioteca particular a la de la universidad. "No se trata de un hecho de virtud, sino de un acto racional: para que se los queden parientes lejanos que luego los venderán, es mejor dar a todos estos documentos un uso social", declaró el historiador.

La mayor parte de los documentos donados son libros de historia moderna y contemporánea, además de un gran número de folletos políticos -casi todos del siglo XIX- y la publicación de la serie satírica y manuscrita El Duende de Patiño, en alusión a un ministro de la época responsable de censuras y persecuciones.

A pesar de la extensa donación, el historiador advirtió de que su intención es seguir regalando ejemplares. "No cedo tantos como adquiero, de momento me quedo con los más valiosos, algunas primeras ediciones y toda la literatura; pero a la larga acabarán también aquí", afirmó Fontana, quien aprovechó la presencia del rector de la UPF, Josep Joan Moreso, para pedirle que le vaya haciendo sitio.

El acto comenzó con el descubrimiento de una placa conmemorativa de la donación en el Dipòsit de les Aigües, la zona de la biblioteca de la UPF que alberga los ejemplares donados por Fontana y que representa la joya de la corona del recinto universitario por su gran valor arquitectónico. Es allá donde Fontana tiene su despacho, para así seguir vinculado a la UPF y poder trabajar, él también, con los ejemplares donados. "Soy profesor de la universidad y eso no se borra", afirmó el historiador y autor de más de 20 obras.

El consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, alabó la "intransigencia intelectual" y la "vocación universalista" del profesor. Por su parte, Moreso felicitó a los que hace más de 15 años decidieron contar con Fontana como profesor, "porque la Universidad Pompeu Fabra no sería lo que es sin profesores de su prestigio y de su talla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2008