Urazca tiene 'enterrados' 360 millones

La cartera de la constructora suma una veintena de promociones iniciadas o acabadas sin vender - Los administradores concursales reactivan la obra pública

Construcciones Urazca, la principal empresa atrapada por la crisis inmobiliaria en Euskadi, que declaró un concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) el pasado 8 de mayo, con un pasivo de 450 millones de euros, mantiene otros 360 millones enterrados en la veintena de promociones inmobiliarias que tiene paralizadas en nueve comunidades autónomas y que o bien ha dejado a medias o no logra vender por el parón del mercado inmobiliario. Esa expectativa de negocio sumada a una cartera de pedidos, sobre todo en obra pública, que asciende a otros 350 millones hubiese permitido a la sociedad sortear con holgura la situación.

La firma no ha dejado de comprar terrenos hasta el último minuto

El hecho de que los bancos no estén renegociando su deuda se ha convertido en un obstáculo insalvable para la empresa que levantó el ex presidente del Athletic Javier Uría y que desde su fallecimiento dirige otro ex mandatario del club de fútbol, Ignacio Ugartetxe. Sus inmobiliarias no venden pisos, y en esa situación empiezan a caer los precios, mientras que los créditos con que han hipotecado los activos se encarecen.

Urazca no ha dejado de comprar terrenos hasta el último minuto. Las últimas adquisiciones se produjeron a finales de 2007 y principios de este año en Galicia, en Milladoiro y en Santiago de Compostela (3,6 millones), para construir más de 130 pisos, una decisión que ha empeorado la situación del grupo, que fuentes próximas a la administración concursal calificaron en su día como "peor de lo que se pensaba". Los administradores trasladaron ayer a los representantes de la plantilla que se van a reactivar varias obras públicas que habían sido paralizadas. Al parecer, han convencido a las administraciones públicas de que la situación de la compañía resulta reversible con una profunda reestructuración.

Aunque Urazca tiene muchos activos, su nivel de endeudamiento llega a unos 450 millones, según el auto del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao que abrió oficialmente el proceso de concurso de acreedores. La constructora facturó el año pasado unos 250 millones de euros.

La principal promoción en la que esta metida la empresa vizcaína es la de La Manjoya, en Oviedo, un proyecto del que sólo ha empezado 180 pisos de una primera fase de 541. La administración concursal ha autorizado una negociación con Caixa Galicia para venderla, y con ese dinero reactivar otras obras con las que mantener la actividad y ayudar a sanear la situación.

Hay otras más. En Viso del Alcor (Sevilla) construía 28 chalés adosados, 22 pareados y 29 despachos profesionales. También están paralizadas las promociones en siete áreas de Madrid. Fuentes de la empresa cifran que las ventas previstas sólo en estas dos comunidades, Andalucía y Madrid, ascendían a 180 millones de euros.

Para llegar a los cerca de 360 millones totales que Urazca esperaba vender en promociones inmobiliarias, hay que sumar las de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, La Rioja, Vizcaya, y la citada urbanización de Oviedo. Los administradores no precisaron en qué comunidad autónoma iban a reactivar las obras públicas paralizadas.

Una de las obras pendientes de Urazca es la del Centro de Interpretación de la Naturaleza de Salburua.
Una de las obras pendientes de Urazca es la del Centro de Interpretación de la Naturaleza de Salburua.P. J. P.

Cobrar mayo

La plantilla de Urazca va a cobrar el mes de mayo. Al menos eso es lo que trasladaron ayer los administradores concursales a los representantes de la plantilla. Los trabajadores afectados son 519, de los que 391 pertenecen a la constructora. De ellos el mayor número (160) trabaja en Vizcaya, frente a 86 en Madrid, 36 en Asturias, 17 en Álava y 13 en Cádiz. El resto de los empleados está dispersos por otras 16 provincias.

Las oficinas de la constructora en Bilbao fueron ayer el escenario de la tercera cita entre los nuevos administradores y la plantilla. Los nuevos gestores de la empresa no hablaron de un expediente de regulación de empleo, aunque CC OO lo espera en breve. "Nos han dicho que la plantilla va a cobrar el mes de mayo en fecha, y ya se ha tramitado la reclamación salarial de los 39 días que debían hasta la fecha de inicio del concurso", señaló a EL PAÍS el responsable de este sindicato en Bilbao, Iñaki Merino.

El comité está formado por seis miembros de CCOO, dos de ELA y uno de LAB. La reclamación salarial se concentra en una tramitación ante el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) de unos 1.700 euros por empleado, el doble del salario mínimo, y algo más por nueve días adicionales. Comisiones Obreras está centralizando esa reclamación para toda la plantilla. Ayer mismo, el secretario de la Federación de la Construcción de esta central, José Luis López Pérez se trasladó a Sevilla para mantener una reunión con la plantilla de Urazca en Andalucía. La dispersión de trabajadores les ha llevado a una cierta situación de indefensión.

Urazca ya recurrió a la venta de activos en 2004. Entonces vendió a Cementos Lemona su división de áridos: Hormigones Orozco, Canteras Nafarrondo y Transportes Gorozteta.

La contructora está controlado en un 51,57% por la sociedad Shipsdam, que pertenece a la viuda de Javier Uría, María Minguito. Ugartetxe controla el 46,59% a través de la sociedad Enekuri Serbitzu Profesionalak Holding. Con el concurso, Urazca paraliza durante un año los eventuales embargos y el pago de los plazos de los créditos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 28 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50