Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Ítalo Luder, dirigente peronista

Presidió Argentina durante un mes en los años setenta

Ítalo Argentino Luder, dirigente peronista que presidió Argentina durante 34 días de los convulsionados años setenta del pasado siglo, murió el domingo en Buenos Aires a los 91 años, después de sufrir durante años de alzhéimer.

Luder fue el presidente constitucional que firmó en 1975 los decretos que ordenaron a las Fuerzas Armadas "aniquilar el accionar de los elementos subversivos", en alusión a los grupos guerrilleros de izquierda, y a partir de los cuales la última dictadura militar de Argentina (1976-1983) buscó justificar sus violaciones a los derechos humanos. En 1983 se convirtió en el primer peronista en perder unas elecciones presidenciales.

Ítalo Luder había nacido el 31 de diciembre de 1916 en Rafaela, provincia de Santa Fe (centro de Argentina). Casado, tuvo dos hijos y siete nietos. Abogado experto en derecho constitucional, en 1949 participó de la asamblea que reformó la Carta Magna argentina de acuerdo con los planes del entonces presidente, Juan Domingo Perón. En 1955, tras el golpe militar que derrocó a Perón y lo llevó al exilio, Luder lo defendió en los tribunales locales en un juicio que el régimen de entonces le inició por "traición a la patria".

En 1973, cuando se levantó la proscripción del peronismo, Luder fue elegido senador. En 1975, Argentina vivía tiempos de descontrol político y económico bajo el Gobierno de María Estela Martínez de Perón, Isabelita, mientras actuaban grupos violentos de derecha e izquierda. Isabelita Perón adujo una enfermedad para pedir licencia y entonces asumió Luder la presidencia en forma interina. A partir de sus decretos contra la subversión, las Fuerzas Armadas montaron de inmediato un operativo de represión en Tucumán (norte de Argentina) y se reforzó el accionar de la paramilitar Alianza Anticomunista Argentina (Triple A).

Por razones de salud, el ex presidente no pudo atestiguar en la reciente investigación judicial sobre la Triple A.

En tiempos de la dictadura, Luder y el líder radical (centrista) Ricardo Balbín armaron una mesa multipartidaria a favor del regreso de la democracia. En 1983 Luder obtuvo el 40,1% de los votos, frente al 51,7% del radical Raúl Alfonsín. En la campaña electoral, Luder había prometido amnistía para los líderes militares, mientras que Alfonsín abogaba por enjuiciarlos.

En 1989, el peronismo volvió al poder de la mano de Carlos Menem, que nombró a Ítalo Luder ministro de Defensa por su relación con las Fuerzas Armadas. Duró seis meses en ese puesto y después fue destinado como embajador de Argentina en Francia. Su último cargo público fue en 1995, cuando Menem lo designó director por el Estado de la privatizada petrolera YPF.

Ayer fue enterrado en un cementerio de Pilar (a 50 kilómetros al norte de Buenos Aires) en una ceremonia íntima, sin protocolo oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 2008