Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reunión de los líderes provinciales perfila esta semana el congreso del PP

Vizcaya cierra hoy las reuniones informativas sobre la situación del partido

Los máximos responsables de las tres organizaciones provinciales del Partido Popular (PP) vasco se reunirán a lo largo de esta semana para perfilar el congreso previsto para julio. Alfonso Alonso (Álava), María José Usandizaga (Guipúzcoa) y Antonio Basagoiti (Vizcaya) así lo convinieron al término del encuentro que María San Gil mantuvo con ellos, entre otros cargos regionales, para ratificarles su renuncia ya conocida.

"Nos vamos a entender porque no podemos estar divididos", auguran

El sector ahora mayoritario en el PP vasco sostiene que "ha llegado el momento de que tomemos las decisiones por nosotros mismos". Y en esta línea enmarcan el contacto que van a mantener los líderes territoriales vascos. "No tiene razón de ser de que haya pelea entre nosotros. Estamos demostrando que tenemos criterio propio y que no nos dejamos guiar por quienes no sean nuestros dirigentes como está haciendo Rajoy. Aquí, prosigue, estamos tomando nuestras propias decisiones sin que Madrid nos imponga nada".

Precisamente la libertad de los compromisarios vascos para decidir la alternativa a María San Gil parece quedar fuera de toda duda entre el sector conocido todavía como crítico. "Nadie nos va a dar ninguna indicación desde Génova. Sabemos lo que somos y lo que queremos, así que no va a haber problemas".

Quizá por mimetismo sería fácil presuponer una pugna territorial ante la elección de la nueva dirección del PP vasco. Sin embargo, tanto en las organizaciones de Álava y Vizcaya lo niegan con rotundidad. "No podemos estar divididos y por eso nos vamos a entender. Tenemos unos buenos candidatos y sólo hay que poner a cada uno en su sitio más adecuado".

La reunión entre Alonso, Basagoiti y Usandizaga pretende limar las asperezas y delimitar el proceso estatutario a seguir de cara al congreso de julio del PP vasco, al que se llegará con los resultados en la mano del nacional de Valencia en junio. Precisamente esta decisiva cita de los populares podría ser un argumento válido para que ninguno de los teóricos candidatos a suceder a San Gil diera aún un paso al frente. Pese a todo, las opciones de Carmelo Barrio como guardián de las actuales esencias del PP sangilista podrían unirse a las alternativas reales de Alonso, como correa de transmisión de Mariano Rajoy en el País Vasco, y de Basagoiti, a quien se considera como una apuesta electoral de futuro.

Hasta que se despeje el horizonte, cada uno de ellos esquiva un pronunciamiento oficial para evitar quemarse innecesariamente antes de tiempo.

Mientras, para hoy, Antonio Basagoiti tiene previsto informar a la junta provincial del PP vizcaíno de la nueva situación creada tras la decisión de María San Gil de renunciar a la reelección como presidenta y de abandonar su escaño en el Parlamento vasco. Este tipo de encuentros informativos ya los mantuvieron los afiliados de Álava y Guipúzcoa la pasada semana. Según el propio Basagoiti, "no se trata de otra cosa que de dar cuenta de lo que realmente está pasando y de informar con los datos objetivos que tenemos de lo que realmente ocurre".

En el caso de la reunión de los vizcaínos, la dimisión de Carlos Olazabal no pasará desapercibida ya que el propio Basagoiti se ha comprometido a procurar su vuelta, dejando sin efecto la renuncia que presentó al cargo de portavoz popular en las Juntas Generales de Vizcaya por entender que el comportamiento de María San Gil había sido "indigno". Olazabal no dudó en votar en contra de la propuesta de su presidenta de celebrar en julio un congreso. Este curtido dirigente, que tras sus viajes a Asturias y Logroño se desplazó a un país europeo, admite que la marcha de San Gil abre una posibilidad de iniciar un nuevo tiempo en el PP que "nos permitiráconectar mejor con la sociedad y no dar la sensación de estar aislados como ahora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2008