Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: "No veo a nadie en el PP como adversario"

El presidente popular defiende que España es "un país plural"

"La historia del PP es una historia de suma continua", dijo ayer Mariano Rajoy. La historia de su candidatura a seguir liderando el partido, también. Está en campaña desde que se hizo patente que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, tanteaba sus apoyos para disputarle la presidencia. Pero el único que está en campaña es él, y ya ha cosechado apoyo público de los principales barones, de los líderes locales y, ayer, también de los jóvenes del partido.

La reunión en Madrid con representantes de Nuevas Generaciones era el tercer acto de la semana organizado para que se vea públicamente que el grueso del partido está con Rajoy. El líder y el único candidato a seguir presidiendo el PP tras el congreso de junio, comenzó la semana con un acto en la universidad, en el que anunció la presencia de Alberto Ruiz-Gallardón en la próxima dirección del PP. El viernes se fotografió con alcaldes de su partido. Esta cadena de actos la ha puesto en marcha el equipo más fiel al presidente del PP, formado por Jorge Moragas, José María Lassalle y Esteban González Pons.

"Y ahora, voy a hablar de lo que estamos viviendo" les dijo a los presentes en la reunión con Nuevas Generaciones. Se remontó entonces a 1989, "cuando se abrió el partido", esa fecha olvidada que ha vuelto a la actualidad con la crisis actual. La comparación que Rajoy quiere hacer se basa en las ideas de integración, suma, incorporación de otras sensibilidades, unidad de "personas que no pueden estar de acuerdo al 100%, pero que están de acuerdo en unos principios básicos".

En los principios se detuvo hasta el punto de enumerar los que defiende el Partido Popular, que ni siquiera en la campaña electoral estaban claros. El PP cree en la libertad, en la igualdad, en las prestaciones sociales, en la derrota del terrorismo y en la España "plural" de las autonomías.

Poner los "principios" en negro sobre blanco se ha hecho especialmente importante esta semana. La renuncia de la presidenta del PP vasco, María San Gil, y la baja como militante de José Antonio Ortega Lara, un símbolo absoluto de las víctimas de ETA, han servido de combustible para alimentar la hoguera mediática según la cual Rajoy está traicionando las esencias del PP. Los principios son éstos, vino a decir Rajoy. Los de siempre. Pero "la sociedad no es monolítica, y el PP tampoco". Los militantes del PP "piensan lo mismo en lo fundamental". Cuanto más "abierto" es un partido, "más posibilidades tiene de que se apunte más gente a él".

Jaime Mayor Oreja, mentor político de San Gil y uno de los veteranos que han puesto en duda abiertamente la dirección de Rajoy, calificó de "admirable" la renuncia de San Gil. En declaraciones a la Cope, además, volvió a insistir en que la dirigente vasca "estaba convencida de la mala dirección" de su partido.

Nuevas Generaciones le propuso ayer a Rajoy que se establezca un periodo cerrado de presentación de candidaturas, previo a la búsqueda de avales, para evitar un suspense como el que vive el partido.

Con declaraciones minando la autoridad del líder casi diarias, ayer Rajoy pidió a los suyos "hacer un esfuerzo para no hablar mal de ningún compañero de partido". Ya había pedido limitar lo más posible las declaraciones públicas. Por su parte, él sentenció que no ve a ningún dirigente del PP como "adversario político". Con las candidaturas en la mano, ninguno lo es.

En este sentido, TVE aseguró anoche, citando fuentes del PP, que Esperanza Aguirre "se está planteando presentar una candidatura alternativa" a Rajoy en el congreso. Un portavoz de la presidenta madrileña desmintió la información y dijo a EL PAÍS que no sabían de dónde podía haber salido. Recordó que Aguirre ha dicho que el primero en conocer su decisión de presentarse, si la tomara, sería Rajoy. Y anoche la presidenta no le había dicho nada al respecto al líder del PP.

Rajoy enumera los principios del PP

- La libertad del individuo es el motor de la sociedad.- La igualdad de oportunidades.- La solidaridad con "los que les va mal". "Hay que garantizar a la gente un mínimo de prestaciones sociales básicas, como la educación".- Al terrorismo se le derrota. "No se negocia con los terroristas".- Defensa de la España constitucional y del modelo de Estado de las autonomías, porque es un país "plural".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2008

Más información