Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV también reclama más dinero por el aumento de población

Lerma califica las medidas del Consell contra la crisis económica de "chiste"

Joan Lerma, presidente de la gestora de los socialistas valencianos, acabó ayer con la indefinición que el PSPV ha venido manteniendo sobre el modelo de financiación autonómica. El ex presidente de la Generalitat reclamó que se tuviera en cuenta el incremento de la población en el nuevo sistema.

El sector crítico con Pajín presenta una lista alternativa en Benidorm

El dirigente socialista valenciano, en una intervención extremadamente crítica con la gestión de Camps ante los miembros del Comité Nacional de su partido, se mostró partidario de que "la Generalitat cuente con más recursos, pero en contra de que invierta esos recursos si lo hace como hasta ahora". Pero esa no fue la menor de sus críticas. Mucho más duro fue a la hora de valorar el plan de medidas económicas presentado por el Consell para hacer frente a la crisis.

Lerma no dudó en calificar de "chiste" el proyecto aprobado por el Consell el pasado viernes "porque no hay una dotación real" para llevarlo adelante. "Camps", dijo, "no ha visto en su vida tanto dinero junto [1.394 millones de euros], salvo para deudas". También reclamó al Consell que tomara "alguna medida económica en las competencias que tiene", añadiendo que la Generalitat "no tiene dinero porque se lo gasta en cosas distintas, no porque el Gobierno central no se lo dé".

Las críticas a la gestión económica del PP encontraron su contrapunto en las alabanzas a la gestión del Gobierno de Rodríguez Zapatero en la Comunidad Valenciana, que "ha actuado con claridad frente a una situación compleja por la crisis financiera y la desaceleración en el campo de la vivienda".

El Comité Nacional del PSPV transcurrió en un clima de insólita tranquilidad, tras el pacto de Lerma con los secretarios comarcales el pasado viernes. Por unanimidad se aprobó que el XI Congreso del PSPV se celebrará los días 26, 27 y 28 de septiembre; el nombramiento de Leire Pajín para coordinar la ponencia política, y el número de delegados (539) que acudirán al Congreso. Lerma justificó las fechas para no provocar solapamientos con el cónclave federal.

Mañana se presentará oficialmente la candidatura de Ximo Puig a la secretaría general. El alcalde de Morella es, tras Jorge Alarte y Francesc Romeu, el tercer aspirante al cargo, aunque existe una corriente de opinión muy extendida en el seno del PSPV que no descarta, es más, lo desea, un cuarto o cuarta candidata a la secretaría que, supuestamente, vendría sugerida o impuesta por la dirección federal del PSOE. Numerosos militantes están convencidos de que esta posibilidad se convertirá en realidad y señalan a Leire Pajín, pero la secretaria de Estado de Cooperación ha dicho que no varias veces.

La figura política de Pajín sufrió la noche del viernes el primer intento de oposición, precisamente en su feudo, la agrupación local de Benidorm, informa Sergi Castillo. La asamblea para la elección de delegados transcurrió en un clima de crispación, ya que la anterior dirección dimitió por sorpresa en octubre tras perder las elecciones locales y sin poder debatir su gestión, tal y como pedían los críticos. Se presentaron dos listas. La encabezada por la presidenta de la gestora, Mariola Fluviá, obtuvo 186 votos (73,5%) y la del sector crítico, liderada por Daniel Caneiro, 56 (22,7%).

Por otro lado, el secretario general del PSPV de Alicante, Roque Moreno, logró a última hora una lista de consenso de los dos sectores de la agrupación (partidarios y contrarios al plan Rabassa) para la elección de delegados. Los socialistas de Elche también pactaron una lista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de mayo de 2008