Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Álamo culmina la privatización de su colegio público

Una firma sin experiencia en el sector gestionará el centro durante 50 años

El Ayuntamiento de El Álamo (7.200 habitantes) consumó ayer la privatización del colegio público Miguel Ángel Blanco, que estará durante los próximos 50 años en manos de una empresa sin experiencia alguna en la gestión de centros educativos, aunque se dedica al desarrollo de actividades extraescolares, planes de mejora y extensión educativa, talleres y campamentos. La empresa adjudicataria, Grupo Educativo, pagará al Ayuntamiento de la localidad más de 4,5 millones de euros durante el periodo de la concesión.

El pleno de ayer en El Álamo, en el que se decidió la privatización del colegio, fue tenso. El alcalde, Jesús Arribas (PP), ordenó desalojar a los asistentes (cerca de medio centenar) apenas tres cuartos de hora después de iniciarse la sesión, a causa de las interrupciones protagonizadas por defensores y detractores de la privatización del centro, que mantuvieron continuos enfrentamientos verbales, tanto en el interior del salón de plenos como, posteriormente, en el exterior del Consistorio.

Los responsables municipales restaron importancia a la inexperiencia de Grupo Educativo en la gestión de colegios y destacaron que el proyecto presentado es "de alta calidad", lo que le ha valido obtener 95 de los 100 puntos que establecía el pliego de condiciones del concurso.

El nuevo centro, que será aconfesional, comenzará su actividad durante el próximo curso con el segundo ciclo de educación infantil -de tres a cinco años- y los cursos de primero y segundo de primaria. Para ello, la Comunidad de Madrid abrirá el lunes un periodo de solicitud extraordinaria de plazas.

Además, en el proyecto que ha resultado adjudicatario, la empresa se compromete a que, una vez a pleno rendimiento, el centro abarcará todas las etapas educativas desde cero a 18 años. No obstante, sólo será concertado, y por tanto gratuito, entre los 3 y los 16 años.

El colegio cobrará 115 euros al mes por el servicio de comedor y 50 euros mensuales a aquellos alumnos que se acojan a la extensión horaria de cuatro a cinco de la tarde. También realizará actividades extraescolares de carácter cultural y deportivo -tanto para los niños matriculados como para el resto de la población- por los que podrá establecer las cuotas pertinentes.

"Nos encontramos ante una agresión en toda regla a la educación pública, por cuanto se hace desaparecer un colegio público que estaba funcionando para dárselo a una empresa que, además, no está especializada en la gestión de centros", explicó la portavoz de Educación del PSOE en la Asamblea de Madrid, Mercedes Díaz. La también diputada Eulalia Vaquero, de IU, anunció que su coalición llevará la privatización del centro escolar a los tribunales.

El edil de Educación de la localidad, Ángel Luis Sánchez, insistió, por su parte, en la "legalidad" y la "moralidad" de la privatización del colegio, y recordó que ésta se ha debido a "la nefasta situación económica" del Ayuntamiento de la localidad, que era, según él, "incapaz de asumir el coste del mantenimiento del centro".

El colegio Miguel Ángel Blanco fue construido en su primera fase por la Comunidad de Madrid, que invirtió 1,8 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 2008