Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido en el poder arrasa en los comicios de Georgia

La fuerza política que apoya al presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, el Movimiento Nacional Unido (MNU), se impuso claramente en los comicios parlamentarios del pasado miércoles, que en general fueron evaluados positivamente por los observadores occidentales, aunque con reparos, y denunciados como fraude por la oposición.

El MNU iba en cabeza con un 59,2% de los votos emitidos cuando se había realizado el 70% del escrutinio, según datos de la comisión electoral central. Le seguían la Oposición Unida, con un 16,4%, el Movimiento Cristiano-Demócrata, con un 8,2%, y el Partido Laborista, con un 6,8%. Para entrar en el Parlamento, de 150 diputados, hacía falta superar la barrera del 5%.

La Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), que tenía 550 observadores en Georgia, consideró que se habían hecho esfuerzos para alcanzar los niveles internacionales, pero señaló que los comicios habían sido "irregulares e incompletos", mientras los líderes de la oposición las calificaban de "delictivas". Georgui Jaindrava, ex ministro responsable de la reintegración del país, se refirió a un "golpe de estado criminal".

En su comunicado, la OSCE calificó positivamente el marco legal, la variedad de candidatos y posibilidad de difundir un amplio espectro de puntos de vista y las libertades para hacer campaña. En el capítulo negativo, mencionó la intimidación a votantes y observadores, abuso de los medios de comunicación del Estado por parte del partido de Saakashvili y la negativa de las comisiones y tribunales a examinar quejas.

Saakashvili, por su parte, calificó los comicios como "libres y justos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de mayo de 2008