Peralta ofrece una "colaboración leal" a la Generalitat

De la Vega destaca "la experiencia y el compromiso" del nuevo delegado

Bajo un sol de justicia y acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, Ricardo Peralta se presentó ayer como nuevo delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana. Los dos repitieron tres ideas en sus discursos en el claustro del Palau del Temple: diálogo, lealtad institucional y colaboración.

Una "mano tendida" a las Administraciones autonómica y locales valencianas (después de una legislatura marcada por el enfrentamiento) para "seguir avanzando en el objetivo de conseguir una sociedad valenciana más moderna, más segura, más dinámica y, sobre todo, más próspera". Algo, prosiguieron, que será mucho más difícil de alcanzar sin el trabajo en común de todas las instituciones públicas.

Vicente Rambla, vicepresidente de la Generalitat (convertido en el primer representante del Gobierno valenciano ante la ausencia del presidente Francisco Camps) también habló de lealtad y de espíritu constructivo; de su deseo de encontrar en Peralta "un aliado" para "trasladar las inquietudes y necesidades" de los valencianos al Ejecutivo, entre las que citó la llegada del AVE y el "problema" del agua. Rambla declaró acto seguido, sin embargo, que la Comunidad Valenciana "está acostumbrada a ver cómo Zapatero le da la espalda constantemente", en referencia, esta vez, a las negociaciones sobre el futuro marco de financiación autonómica: "Es un mal principio querer empezar un nuevo modelo sin escuchar a todas las comunidades", afirmó.

Ante una numerosa representación del mundo político (con una muy destacada presencia socialista), empresarial y social, además de las autoridades policiales y militares en la Comunidad Valenciana, Peralta agradeció el trabajo de su antecesor, Antoni Bernabé (nombrado presidente de Turespaña) y manifestó su voluntad de continuar acercando la Delegación del Gobierno a los ciudadanos.

El abogado y ex diputado en el Congreso afirmó que el actual Ejecutivo socialista ha realizado "el mayor esfuerzo inversor en la historia de esta autonomía". Y se comprometió a mantener esa línea en materia de inversiones en infraestructuras, y para paliar la "tradicional carencia de agua", momento en el que citó a Raimon ("Al meu país la pluja no sap ploure...").

Tanto Peralta como De la Vega hicieron hincapié en la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a los que atribuyeron la reducción de los índices de criminalidad en el territorio, e hicieron una mención especial de sus recientes éxitos en la lucha antiterrorista.

La vicepresidenta del Gobierno, responsable del nombramiento de Peralta, se mostró convencida de que el nuevo delegado "sabrá cumplir con creces esta tarea. Por su experiencia, cualidades y compromiso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50