Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos dirigentes de Batasuna y un alborotador callejero

- El ex parlamentario. El 25 de mayo se habrían cumplido tres años desde que la Audiencia Nacional dictó orden de busca y captura internacional contra Jon Salaberria, el ex parlamentario de Sozialista Abertzaleak (antigua Batasuna) y miembro de Jarrai detenido anoche. Salaberria (San Sebastián, 1969) había sido procesado por el juez Baltasar Garzón en el sumario en el que investigaba la subordinación de Batasuna a ETA y la financiación de la banda. No era la primera vez que pasaba por la Audiencia Nacional. Fue condenado en 1998 por desórdenes públicos. Ese mismo año fue elegido parlamentario por EH, escaño que perdería en 2001. En 2003 el TSJPV le condenó a siete años de inhabilitación y uno de prisión por enaltecimiento del terrorismo.

- La mujer del comunicado. Ainhoa Ozaeta fue uno de los tres encapuchados que escenificaron el anuncio del alto el fuego realizado por la banda terrorista en 2006. Miembro del aparato político de la banda y cercana a Josu Ternera, esta mujer de 34 años perteneció a la Mesa Nacional de Batasuna hasta su ilegalización y fue concejal de EH en Andoain desde 1999. El juez Garzón la considera una de las organizadoras de la financiación etarra. Además, fuentes antiterroristas la señalaban ya en 2006 como uno de los pilares de la banda.

- El alborotador callejero. Igor Suberbiola Zumalde, de 29 años, es el más joven de los detenidos. Ingresó en prisión en 2003 por un delito de pertenencia a banda armada. En 2001 fue arrestado como integrante de Haika, el grupo radical sucesor de Jarrai.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de mayo de 2008