Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marbella destina seis millones a la deuda del GIL

Las deudas contraídas por las corporaciones del Grupo Independiente Liberal (GIL) siguen apareciendo, como si fueran fantasmas que recorren los pasillos del Ayuntamiento marbellí. El Consistorio anunció ayer que dedicarán 6 millones de euros del remanente de 2007, el dinero que consiguieron ahorrar y no gastaron el año pasado, para pagar las facturas de proveedores que dejaron a deber los equipos de gobierno del GIL y que ahora los tribunales obligan a satisfacer a golpe de sentencia.

El coordinador de Hacienda y Personal, Carlos Rubio mantuvo que la suma será para "pagar diferentes deudas del pasado", que les han ido notificando en los últimos meses. Otros 4,7 millones del remanente del año pasado, que suma 18 millones, se utilizará para pagar los intereses que la deuda que el Ayuntamiento marbellí tiene con la Seguridad Social ha generado durante 2007. El resto se invertirá en infraestructuras (3,3 millones) y los proyectos de un centro social y cultural (1,8 millones) que financiarán junto a la Diputación.

Rubio incidió en que el remanente es fruto de "una gestión rigurosa" consecuencia de "un plan de ajuste muy serio" que ha permitido un ahorro en los costes generales y un incremento en la recaudación de ingresos". "Hemos sido capaces de gestionar mejor de lo que se ha dicho", mantuvo Rubio. El equipo de gobierno, del PP, defendió ayer su política de contrataciones temporales -unas 260 en un año- que atribuyó a la necesidad de cubrir bajas y reforzar la plantilla en temporadas especiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de mayo de 2008