Los Castellers de Vilafranca logran el primer 'nou' del año

En la segunda ronda no pudieron completar el 'quatre de nou folrat'

En el marco de las Fires de Maig o de los Enamorats, que se celebran cada año durante el tercer fin de semana de mayo en la capital de la comarca del Alt Penedès, los Castellers de Vilafranca coronaron ayer un quatre de nou amb folre que supone la primera construcción de nueve pisos que se alza esta temporada.

Sin embargo, el hecho de no poderse completar condicionó el resto de la actuación y obligó a dejar para más adelante el gran reto que se habían planteado para esta jornada, el dificilísimo tres de vuit aixecat per sota, construcción que hasta la fecha solamente ha logrado completar la Colla Vella de Valls.

Un 'pilar de set amb folre' selló la mejor actuación de la temporada

El cambio en la dirección técnica de los verds, que ahora está encabezada por David Miret, tras el exitoso periodo de cuatro años en los cuales el anterior cap de colla, Lluís Esclassans, llevó a la agrupación a lo más alto, ha supuesto, entre otras novedades, la apuesta por esta estructura, que nunca hasta ahora se habían planteado. Tras algo más de dos meses de constantes ensayos, la estructura, que estaba apunto para ser llevada a plaza, tuvo que ser descartada y aplazada a raíz de la evolución del resto de la actuación.

De hecho, la jornada empezó con buen pie para los de la camisa verde, puesto que completaron con su maestría habitual el quatre de vuit amb l'agulla. Sin embargo, en la segunda ronda no pudieron completar el otro gran reto, el quatre de nou folrat, que cedió después de ser coronado. La caída cambió los planes de la tercera ronda (el mencionado tres de vuit per sota era la apuesta preparada) y acabaron con la torre de vuit amb folre, que, sorprendentemente, también cedió tras ser coronada.

Un pilar de set amb folre sirvió para sellar una actuación que, a pesar de todo, es la mejor en lo que va de temporada. También actuaron en Vilafranca la otra agrupación de la ciudad, los Xicots, y los Castellers de Terrassa. Ambas colles ejecutaron estructuras de siete pisos.

Del resto de la jornada de ayer hay que destacar el buen hacer de otras dos de las agrupaciones de más renombre del país: los Capgrossos de Mataró, y la Colla Joves de Valls. Así, los de Mataró, en el barcelonés barrio de Gràcia, alzaron el tres y el quatre de vuit, además de la torre de set. Esta misma actuación fue completada también por la colla Joves de Valls en El Milà (Alt Camp).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS