Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cruces suspende las perforaciones en la corta

La mina mantiene activas el resto de las instalaciones

Un día después de que la Junta de Andalucía ordenara paralizar los trabajos de perforación de la corta de la mina a cielo abierto Cobre Las Cruces (CLC), en Sevilla, la compañía minera emitió un comunicado en el que negaba la existencia de contaminación del acuífero Niebla-Posadas, así como de que existan fallos en el sistema hídrico, de drenaje de la corta y reinyección del acuífero.

CLC aseguró ayer que "está trabajando en un plan que añada garantías adicionales al sistema de gestión de las aguas subterráneas, tal y como han solicitado las administraciones", pero negó los motivos que han dado origen a la orden de cierre.

En una nota de cuatro puntos, CLC afirma que el acuífero "no está contaminado por la actividad" de la mina, y añade: "así lo constatan los análisis periódicos de vigilancia y control" que se realizan desde el inicio de la actividad.

La empresa sostiene que mantiene una línea de total "transparencia y colaboración con la administración", y que tanto los análisis del agua del acuífero como los sondeos realizados en la corta -que fueron declarados no autorizados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y que han dado origen a un expediente por falta muy grave- han sido comunicados a las administraciones.

CLC añade que la seguridad en su explotación está garantizada, tanto para los trabajadores como para el medioambiente y que trasladará a la opinión pública en cuanto estén concluidas todas las medidas adoptadas a raíz del expediente y la orden de clausura de los trabajos. La mina confirmó, asimismo, que los trabajos en la corta se han paralizado, si bien la actividad continúa en el resto de instalaciones de la explotación.

Por otro lado, el secretario general de Comisiones Obreras de Andalucía, Francisco Carbonero, defendió ayer el proyecto minero del que dijo es "responsable, necesario e incorpora prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente". En este sentido, añadió que los problemas técnicos surgidos "en ningún caso deben poner en duda la viabilidad y el futuro de este proyecto industrial minero". Cobre Las Cruces da empleo en la actualidad a unos 1.300 trabajadores. Carbonero anunció ayer que va a solicitar una reunión urgente con la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa y con la mina a fin de resolver cuando antes los problemas y reanudar la actividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 2008